martes, 12 de julio de 2011

El hombre más alto del mundo es sueco



Hace un par de semanas atrás, alguien me ofreció comprarme el bajo, instrumento musical que adquirí en el noveno grado, y que se lo compré a Juan Sebastián Laínez, maestro de inglés y además miembro de la banda de metal hondureña, Delirium. El bajo tiene historia, lo pueden observar incluso en el documental Honduras Rock. La verdad es que me gustaba el instrumento, sin embargo, me he dado cuenta que nunca logré cumplir mi sueño de tener una banda. Hubo un breve lapso de mi vida en la que la tuve, pero fue tan solo un par de ensayos, y la batuta creativa no corría a mi cargo como me hubiese gustado. Es ahora que estoy llegando al segundo decenio de mi vida, que me doy cuenta que no pude hacerlo cuando más tiempo y facilidades tenía, será muy difícil que pueda hacerlo ahora. Tocar un instrumento es sano, es recreativo y además, la música es mi pasión, por lo cual no pienso en alejarme de la música; en diciembre recibí una linda guitarra electroacustica negra, y me dí cuenta que con ella podía hacer cosas que no podía con el bajo. Tratén de sacar un bajo en una noche de fogata y entretener a la multitud. Suerte, puede que la ocupen.

Hablo de todo esto, simplemente porque es impresionante cuanto puede hacer una guitarra y un artista inspirado que siente el amor por la música. A veces la técnica queda como algo secundario, cuando se puede escuchar el "soul" en la voz garrasposa de un artista. No es por nada que un hombre llamado Robert Zimmerman sea el unico músico que ha sido nominado al premio Nobel de Literatura. Sin embargo, lo más probable es que ustedes conozcan a Bobby por su nombre artistico, Bob Dylan. Allá en los años 60s, las canciones de Bob vinieron a revolucionar la música, ya no se ocupaba que tu canción durase 3 minutos para sonar en la radio, los músicos podían salir con sus composiciones originales, y en estas, podían lanzar un grito contra el sistema. Recordemos que aquella era una sociedad que se encontraba viviendo la atrocidad de la Guerra de Vietnam, una sociedad de jovenes más conscientes que buscaban una voz y que se confundieron, creyendo haberla hallado en la voz de Bob Dylan. El mismo Dylan vio para donde iba la cosa y prefirió hacerse a un lado, sin embargo, canciones como The Times They Are A'Changin' o Blowin¡ in the Wind, nos dicen que no era pura imaginación de todos aquellos que vieron un lider en Bob Dylan.

The Tallest Man on Earth - The Wild Hunt


Los años han pasado, y muchas cosas han sucedido en el firmamento de la música. Las maquinas hoy en día toman gran parte del proceso de hacer música, atrocidades vanales como el reggaeton o el pop prefabricado invaden las radios, y entre tanta basura, no solo en el ambito musical, ¿no será que ocupamos otro Bob Dylan?

Fue en el año 2008 que The Tallest Man on Earth se dio a conocer por primera vez. TTMOE es un chico sueco de 28 años que responde al nombre de Kristian Matsson. Basta oirlo un par de veces para saber que su talento y su técnica musical es comparable a la del gran Dylan, pero en mi humilde opinion, http://www.blogger.com/img/blank.gifno es a Dylan a quien más se asemeja este cantante, sino más bien al idolo de todo irlandés. Y no, no me refiero a Bono de U2, la personas de quien hablo es Van Morrison, cantante que durante los años 60s creo en otras cosas, un maravilloso disco que corre bajo el nombre de Astral Weeks. Astral Weeks es el equivalente musical deleer un libro de proverbios chinos. A lo mejor no tanto asñi, pues las letras de sus canciones son trivales, pero hay algo en sus canciones, que hacen que un ateo como yo, diga que su música es espiritual.


The Tallest Man on Earth - King of Spain
http://www.blogger.com/img/blank.gif


El sonido de The Tallest Man on Earth es simple, solo un hombre y su guitarra. Y saben que? Si esté tipo se pusiese a tocar en una fogata, yo podría quedarme oyendolo hasta que los leños se consuman.

The Tallest Man on Earth - The Wild Hunt (2010)


DISCO

No hay comentarios: