viernes, 29 de julio de 2011

Newermind, 20 años de uno de los discos más importantes de los últimos años



Este próximo 7 de agosto estaré cumpliendo los que espero sean los primeros 20 años de mi vida. Una tarde de 1991 vine al mundo, y con casi dos meses de diferencia, soy más viejo que el disco del que hablaré hoy. No se si ustedes estarán disfrutando de mi viaje a traves de los 250 discos de la música Iberoamericana, yo por mi parte si lo estoy haciendo. Ayer que postié el Tiempos difíciles de Juan Carlos Baglietto, llegué a la marca de los 5 discos reseñados, y por esta razón es que he decidido darme/darles un pequeño break. Aún no me sorprende haber llegado hasta ahí, cuando llegue a los 15 discos reseñados habré batido mis expectativas.

Volviendo al tema del que quiero hablarles hoy, nos remontaremos al 23 de septiembre de 1991, día en que salió a la venta el disco Nevermind, de una oscura banda de Seattle que el sello Geffen acababa de contratar. En aquel entonces, el que conocía a Nirvana, era por su trabajo debut, Bleach, y seguramente se sorprendería al oír Nevermind, pues los que no hayan oído BLeach, lo cierto es que no se han perdido de mucho, ese es un disco ruidoso y desordenado, pero que dejó ver la grandeza de la banda, particularmente en una de sus canciones, About a Girl.

Nirvana - About a Girl


Nirvana dejaría el sello independiente Sub Pop, para firmar con el sello de David Geffen, discografica que tenía entre sus bandas a Guns N' Roses, la banda más grande en la esfera musical, claro, antes de Nirvana. Geffen no planeaba que Nevermind se vendiera como pan caliente, pero el primer sencillo, Smells Like Teen Spirit, seguía ganando mucho momentum. Con esta canción se abre el disco, Smells es una canción que estoy seguro la mayoría, sino todos de mis lectores han oído. Esta es una poderosa canción, creada en la base de tres sencillas cuerdas, y letras sin mayor significado. Se podría decir sin embargo, que en nuestros días, la canción ha sido prostituida hasta el cansancio, de tal forma, que ya no nos emociona el oírla en la radio.

Pero Smells Like Teen Spirit es solamente la primera canción de una colección de 12 poderosas canciones (13 si se quiere contar la canción secreta). Una vez que Nevermind empieza, ya no para. In Bloom, Come as You Are, Lithium, Drain You, Breed, etc. no hay una sola canción que no sea de alto nivel. Por ahí se encuentran canciones como Polly, una de las más oscuras canciones de la banda, y una de las más horribles canciones jamás escritas; no es que sea una mala canción, pero pongale oído a las letras, a lo que parece ser un secuestrador hablando sobre su victima. Drain You no es solamente mi canción favorita, sino que también la del mísmo Cobain. Y por supuesto, la última canción del disco, Something in the Way, una de las más "embrujadoras" (esa fue la traducción que encontré de "haunting"), en el catalogo de la banda. Nirvana llevo las cosas de regreso a lo básico, como dije anteriormente, los músicos no eran grandes prodigios de sus instrumentos, las letras generalmente carecen de un sentido claro, y sin embargo, hay algo en las canciones de Nirvana que nos incita a subir el volumen y querer patear todo lo que tengamos cerca. TTodo termina siendo sobre eso, el sentimiento denominado en inglés, "teen angst"; Nirvana lo encarnaba perfectamente.

Nirvana - Drain You


Sin embargo, nadie esperaba que el éxito se les viniera tan encima de la noche a la mañana, mucho menos el vocalista y líder de la banda, el señor Kurt Cobain. Nirvana pasaron de ser la apuesta de Geffen, a desbancar a Michael Jackson del número uno de ventas, llegando a vender 400,000 copias de su disco a la semana. Cobain era una persona psicologica y emocionalmente inestable. La respuesta de la banda al éxito alcanzado por Nevermind, fue sacar un disco completamente anticomercial, el último disco de Nirvana, In Utero, fue una bofetada a todo lo esperado, In Utero bien podría ser la contraparte de Nevermind, un disco más denso y profundo, y que el mismo Cobain consideró su obra maestra. Al final, todos sabemos como termina esta historia, termina con un electricista descubriendo el cadaver de Cobain de más de tres días en su casa en Seattle, Kurt se había quitado la vida, pegandosé un escopetazo en la cabeza. Creo que estarán de acuerdo cuando diga que Cobain es el último icono que la música ha tenido. Nos queda pensar que habría sido de él y de Nirvana, si no hubiese tomado la decisión que tomó...

Algunos piensan que la muerte de Cobain fue lo que terminó de consagrar a Nirvana, que Nirvana no es tan buena banda, que está severamente sobrevalorada y sobrereproducida, que si Kurt no se hubiera quitado la vida, ya serían muchos los que se habrían olvidado de la banda. Dejenme decirles algo, no pueden estar más equivocados. Nirvana fue una banda con potencial, una banda que nos habla de lo que significa hacer música, una banda sincera y sin pretenciones. Para el que no me crea, ahi está Nevermind para probar lo contrario. Y ustedes ¿cuando fue la última vez que lo oyeron?

Telekinesis - On a Plain



Pero al final, esta entry no se tratá de llorar a Cobain, se trata más bien de celebrar lo que nos dejó. Eso mismo está haciendo la revista Spin, quien se ha encargado de reunir una seria de músicos para grabar nuevas versiones de cada una de las 13 canciones de Nevermind. Entre estos artistas destacan dos de los consentidos de Cobain, los Meat Puppets y los Vaselines (ambos recibieron tributo de Cobain en el excelente disco que es el Unplugged in New York), y artistas más modernos como Titus Andronicus o Surfer Blood. Como todo disco tributo, terminaran preguntandose porque oyen eso en vez de oír "the real thing", pero hay un par de cosas interesantes que valen darle un par de escuchas. Pueden descargar ese disco de aca.

Puntuación: 5/5
Nirvana - Nevermind (1991)




DISCO

No hay comentarios: