viernes, 28 de octubre de 2011

Viaje por la música Iberoamericana: Luis Alberto Spinetta - Spinettalandia y sus amigos


Diez discos ya bien oídos y reseñados en mi bolsa. El balance ha sido altamente positivo, siendo los peores momentos poco memorables nada más (Tiempos difíciles), pero nada malo hasta ahora. Este, el disco número 11, o más bien, el disco número 240, que nos trae por tercera vez a Luis Alberto Spinetta, y tras oírlo cuidadosamente, no puedo más que preguntarme, "y es que este tipo es incapaz de realizar un mal álbum?".

Spinettalandia y sus amigos, fue originalmente conocido como Almendra (nombre del grupo original de Spinetta), dado que aunque la banda ya se había desintegrado, la disquera exigía un disco más con ese nombre estampado en la carátula. Este es en realidad el primer disco como solista de Spinetta, artista que cada vez más me prueba que es uno de los más multifaceticos y productivos de todos los tiempos, en todos los idiomas. Además, a juzgar por lo poco que he oído de su amplia discografía, este tío si que tiene mucho cuidado de que cada canción pase un riguroso control de calidad, cuidando de presentarle a sus fans, nada más que lo mejor. Ojalá y todos los artistas fuesen así.



Luis Alberto Spinetta - Vamos al bosque





Spinettalandia y sus amigos nos guía desde ya, en el camino que seguirían los proyectos de Spinetta durante la década del 70. Un sonido psicodélico-progresivo completamente maduro, cuando bandas como Pink Floyd todavía caminaban en pañales. Si no solo juzguen por la canción Estrella, una fiesta musical y espiritual en medio de la selva Amazónica; una fiesta sónica. Los discos de Spinetta tienen muchos puntos fuertes, pero para mí, sus interpretaciones instrumentales se llevan el show. El disco fluye con tanta naturalidad y sin cansar ni ser repetitivo. Me atrevo a decir que no solo este disco de Spinetta fluye con tanta naturalidad, sino que toda su carrera lo hace de la misma forma. 


Luis Alberto Spinetta - Spinettalandia y sus amigos (1971)

lunes, 24 de octubre de 2011

La previa de noviembre

El mes aún no ha terminado, aunque el año ya casi, pero lo cierto es que me he encontrado un poco falto de tiempo para traer ideas originales y trabajadas este mes, así que me voy por las propuestas que espero se vayan haciendo tradición. Así que sin más habladurías, he aquí los 6 discos a tomar en cuenta durante este mes de noviembre:

1. Metallica & Lou Reed - LuLu
Si Metallica no ha hecho nada bueno en 20 años, el señor Lou Reed no lo ha hecho desde Berlin en el 73, y de eso ya casi 40 años. Además, aunque es seguro que la música de Metallica debió ser influenciada por Reed y The Velvet Underground, lo cierto es que no tienen nada de parecido, y desde el principio, la combinación de estos dos artistas sonó como la combinación más aleatoria en la historia de la música, casi como si pusieramos a Kanye West a hacer un disco con Beethoven. Pero, ¿me van a decir que no oírian ese disco? Es por eso mismo que vale la pena echarle una oídita a Lulu, más por la novedad de la colaboración, que por la música, que les preveo; apesta. Guardenle memoria a su computadora y escuchenlo por la página oficial.



2. Florence + the Machine - Ceremonials

En 2009, Florence + the Machine levantó polvo con su debut Lungs. Un disco con una propuesta fresca que agrado al mercado, convirtiendo de Florence Welch una superestrella. Este año regresa con su segundo trabajo que lleva el nombre de Ceremonials, y que se espera le siga trayendo ganancias. Lungs aburría después de un rato, habrá que ver si se lográ mejorar en el segundo intento.



3. Megadeth - TH1RT3EN

Pues he aquí la segunda aparición de una de las 4 bandas conocidas como "los cuatro grandes del Trash Metal". Probablemente también, Megadeth ha sido la banda que más ha logrado mantener la continuidad y la calidad de sus productos. Para Thirteen, el disco número 13 (¿tenía que decirlo?), la banda recupera a Dave Ellefson, bajista y miembro fundador de la banda, quien no aparecía en un disco de esta desde The World Needs a Hero de 2001.




4. David Lynch - Crazy Clown Time

Para la mayoría de nosotros, David Lynch es nada más la mente enferma detrás de las películas que han pasado a formar parte de nuestras pesadillas. No contento con solo eso, este 2011 marca el año en el que Lynch, quien siempre ha compuesto música, lanze su primer disco de estudio. Crazy Clown Time es algo muy diferente al ambiente oscuro y pesado en el que deben de pensar, al relacionar a este tipo con películas como Blue Velvet o Mulholland Drive. Esto es algo diferente, pero igual de bizarro.



5. Los Campesinos! - Hello Sadness

Este ya es el cuarto disco de el conjunto Galés en a penas 4 años. A ese ritmo tendremos un disco de Los Campesinos! por año. Aunque ninguno de sus trabajos anteriores haya terminado de cuajar en mí, les sigo dando una oportunidad porque confió en que Gareth Campesinos! y compañía son capaces de mucho más que Romance Is Boring.



6. Kate Bush - 50 Words for Snow

Finalmente, termino con la previa de noviembre con el segundo disco de Kate Bush este año. Màs temprano, la artista Británica, sacó Director's Cut, una reestructuración y reedición de varias canciones que se encontraban guardadas desde finales de los 80. 50 Words for Snow es el primer trabajo con material completamente nuevo para la artista desde Aerials de 2005.

viernes, 21 de octubre de 2011

The Weeknd: Otro tipo de R&B para el fin de semana





Bueno, no hay que descuidar el público. Y es por eso que el día de hoy les voy a hablar sobre uno de los artistas sensación de este 2011, del cual seguramente no han oído. Creo que para comenzar, lo más apropiado sería remontarse a 2006, cuando un artista bajo el nombre de Burial publicó el álbum Untrue, el manual del subgénero de música electrónica llamado dubstep. Un sonido minimalista, que es una fusión del sonido dub, con beats minimalistas y espacio ampliamente ambientados. En los circulos de música independiente, el dubstep se volvió una sensación, pero la naturaleza del género le prevenìa de ser del gusto de las masas. Por este motivo, se empezó a experimentar en formas de hacer el género más digerible. Es ahí cuando entra en escena James Blake, un chico londinense, con nombre de tenista, quien publicó varios EPs que levantaron polvo en 2010, y que culminaron con su disco debut este año, el eponimo James Blake. Blake vino a agregarle una voz llena de soul, a la música dubstep, caracterizada por ser principalmente instrumental.

James Blake - The Wilhelm Scream


Pero donde Blake había respetado hasta cierto punto los parametros del género, manteniendo su aporte vocal bastante minimalista, tuvo que llegar otra persona para añadirle al dubstep, lo llamativo del R&B contemporaneo de artistas como Usher o Drake. ¿Pero si Abel Tesfaye, mejor conocido como The Weeknd, volvió el dubstep tan comercial, entonces porque no han oído nada sobre él? Resulta que The Weeknd sacó su primer disco, House of Balloons, temprano este año, y sin la ayuda de una disquera. La portada del disco mostraba un cuerpo femenino desnudo, parcialmente cubierto por globos de helio, y las letras de las canciones hablaban de noches de fin de semanas, llenas de drogas y de arrepentimientos mañaneros. No el tipo de cosas que fácilmente transmitirían en MTV. Además, Abel Tesfaye fue cuidadoso de dejar su verdadera identidad fuera del conocimiento del público.

Fue gracias a la ayuda del cantante Drake, quien lo promocionó mediante su cuenta de Twitter, que The Weeknd comenzó a ganar notoriedad, llegando a recibir la etiqueta de "mejor música nueva", por parte de la página Pitchfork. House of Balloons es en realidad un disco sexy, un disco en el que la voz suave y melodiosa de Tesfaye se mezcla con los fondos instrumentales. Es evidente que una de las mejores cualidades del disco es su sensacional calidad de producción.

The Weeknd - High for This


House of Balloons es en realidad, apenas el comienzo de una trilogía de discos que sacará Tesfaye este año. La segunda parte, Thursday, también ya ha sido publicada, y aunque básicamente sigue la misma idea del primer disco, ya se siente un poco cansón y repetitivo, incluso molesto por veces. Tesfaye tendrá que trabajar bastante para que su tercer lanzamiento, Echoes of Silence, siga acaparando la atención de la forma correcta, y que The Weeknd no vaya a terminar como el "novelty artist" del año, y como algo que pudo ser.

Los discos de The Weeknd pueden ser descargados legal y gratuitamente de la página del artista, así que solamente les facilitaré la dirección: http://the-weeknd.com/#h

lunes, 10 de octubre de 2011

Música de fondo: Para volar?!


Bueno, como muchos saben, la página que probablemente visito con más frecuencia, y que suelo llamar mi "página de cabecera", es rateyourmusic.com . Desde 2007 utilizo esta página como mi fuente primaria de información y recomendaciones musicales. Sin esa página no sería quien soy hoy. Lo bonito de dicho sitio es que permite al usuario calificar y compartir sus impresiones sobre discos musicales. Una de las características de la página es que mantiene en constante rotación en su portada, reseñas escogidas de sus usuarios. Pasé tres años deseando que me reconocieran, y me pusieran en la portada, y no fue hasta 2010, que mi reseña de The Wild Hunt de The Tallest Man on Earth llegara a la portada. Fui incluido dos veces en ese año, y en lo que va del 2011, he sido incluido en tres ocasiones, haciendo un total de 5. Es poco comparado con otros usuarios, pero cada vez que veo una notificación que me han incluido en la portada, eso garantiza una sonrisa en mi cara durante todo el día.

Zoé - Sombras


Pues hoy trataré de hacer una especie de traducción de la última reseña que me fue reconocida y puesta en la portada. Esta corresponde al disco Unplugged de Zoé, publicado este mismo año:

Supongo que los álbumes Unplugged poco a poco se han convertido en una tendencia en agonía.Cuando en los años 90 parecía una buena alternativa a los típicos discos en vivo, un espectáculo más íntimo con el artista, hoy en día es igual a "no mucho". Parece que la mayoría de los artistas que vale la pena que hagan un Unplugged o ya lo han hecho o ya han declinado la invitación. Esto podría explicar el por qué los últimos álbumes Unplugged en inglés fueron hechos por artistas como Korn o Katy Perry. Los Unplugged de artistas latinos nos fueron aún más importante que sus homólogos en Inglés, pues nos hacían sentir especiales, y nos hacían saber que MTV era consciente de la región como mercado. Es por eso que MTV Unplugged grabó discos de algunos de los artistas más grandes de la lengua, Los Tres, Café Tacvba, Charly García y en especial, Soda Stereo.

El último que tuvimos, fue el de Julieta Venegas en 2008, un buen esfuerzo, pero lejos de los cuatro grandes álbumes antes mencionados. Tres años después de esa grabación, MTV una vez más nos sorprendió con dos nuevos discos Unplugged. El primero de ellos, me atrevo a decir, fue una aventura muy, muy grande. El Unplugged de Los Tigres del Norte, una banda de música Norteña que nunca ha recibido rotación en dicho canal. La segunda, fue una elección muy obvia y predecible, Zoé.

Zoé han ido creciendo como artistas últimamente, y su aceptación comercial ha ido creciendo también, además, su música es lenta y chill la mayoría del tiempo, lo que hizo los hizo una opción perfecta para estos espectáculos pseudo-acústico. De hecho, he visto a Zoé en vivo, en 2008, cuando todo el mundo conocía apenas un par de canciones de ellos. En realidad son bastante buenos, me gustan, aunque sus letras con frecuencia se sienten poco naturales y forzadas por la adición de palabras y frases como anémona, membrana, lágrimas de láser, rimel de miel o revólver sexual, por nombrar algunos, sólo por el hecho de sonar interesantes.

Zoé (feat. Bunbury) - Nada


Los muchachos tienen su talento, y es fácil equivocarse, cuando rompe el coro en la pista 1, "Sombras". En ese momento se nos viene encima una explosión de sentimiento y alegría, que nos lleva a pensar que estamos a punto de oír algo grande. Por desgracia, Zoé sabe en lo que es bueno, y se niegan a salir de su zona de confort, y es exactamente eso lo que han hecho a lo largo de toda su carrera. Los invitados aportan poco a la mezcla, a excepción de Bunbury, que es bastante grande por aquí, el resto ni sé ni me importa quienes son. Música de Fondo es un buen conjunto de canciones, y una buena introducción a la banda, pero que sin embargo es muy conservadora, y segura todo el tiempo.Yo creo que son capaces de mucho más.

viernes, 7 de octubre de 2011

I'm Never Gonna Know You Now, But I'll Love You Anyhow


A pesar de que octubre fue seleccionado como el mes de R.E.M., dado que el longevo grupo americano anunció su separación el pasado mes de septiembre, he decidido también darle cabida a escuchar toda la discografía de Steven Paul Smith, mejor conocido como Elliott Smith. Pero tranquilos, sé que aún llamandolo por su nombre artístico estoy dejando a muchos en la luna. Así que en esta entry compartire con ustedes algunas de mis canciones favoritas de este gran artista, que nos dejo aún teniendo mucho que ofrecer.

Pues habrá sido hace un par de semanas, que me di cuenta por deducción, de que me encontraba sufriendo de depresión clínica, caracterizada por ánimos cambiantes, a veces contento, el día siguiente de malas, los días que andaba de malas no tenía ni la más mínima intención de ponerme a hablar con nadie. Incluso experimenté los sintomas menos convencionales, como lapsos de hacer "payasadas", y debo confesarlo, incluso llegué a llorar. Habían momentos en los que hubiera deseado hablar con alguien, pero las personas con quien me hubiese gustado hablar no se encontraban disponibles, así que terminaba compartiendo mis largas noches con nadie más que Elliott Smith. Lo cierto es que fue terapeutico, aunque puede resultar irónico, pues Elliott fue alguien quien terminó perdiendo su propia batalla contra la depresión.

Elliott Smith - Needle in the Hay


Elliott nació en Nebraska, pero creció en Texas con su mamá, abusado por su padrasto, hasta que a los 15 años se mudó a la costa Oeste con su papá en Portland, Oregon. Fue ahí donde Elliott fue introducido a lo que probablemente fueron las cosas más importantes en su vida, la música y las drogas. Elliott no era ningún tonto o fracasado, el tipo se llegó a graduar del College en Massachussetts, con un título en filosofía y ciencias políticas. Tras conseguirlo, regresó a Portland a trabajar en una panadería.

La carrera musical de este tío comenzó cuando fundó la banda Heatmiser, con quien llegó a grabar un disco, sin embargo, la música de Heatmiser era muy diferente a la que corría en la cabeza de Elliott, quien simultaneamente se dedicaba a grabar su propia música en una vieja grabadora de 4 cabezas. Fue su novia de aquel entonces, quien le convenció a que madara un demo de las 8 canciones que tenía grabadas, esperando que la disquera Cavity Search le dedicara un sencillo d 7". Para sorpresa de Elliott, la disquera estaba dispuesta a publicar todas sus canciones como un àlbum. Este primer disco, Roman Candle, ya demuestra la genialidad del tipo, sin embargo, aún no se había desarrollado completamente su identidad, y la producción lo-fi era bastante defectuosa.


Elliott Smith - Say Yes


Para su segundo disco como solista, el epónimo Elliott Smith, el cantante ya había encontrado su estilo. Su voz suave y frágil, que llegaba a sonar tan íntima, como si solo a ti te estuviera confesando las cosas por las que pasaba, esto, junto con la guitarra pellizcada pronto hicieron fácil hacer la comparación con otro grande de la música que nos dejó sin llegar a hacer un mal trabajo musical, me refiero a Nick Drake, a quien seguramente le dedicaré otro artículo igual que este. El relativo éxito alcanzado por Smith como solista terminó haciendo que Heatmiser llegara a su fin, pero la carrera de Smith apenas venia despegando.

Su siguiente disco, Either/Or del 97, es probablemente su trabajo mejor logrado. Ya con arreglos más densos y complejos, Smith no dejaba espacio para compartir con nosotros su depresión y su adicción a las drogas. La salud y estado físico-mental de Smith ya se deterioraban, cuando el director Gus Van Sandt se le acercó para que le ayudara con su película, Good Will Hunting, un drama sobre un chico genio, protagonizado por Matt Damon, quien a pesar de sus virtudes, ocupaba mejorar su inteligencia emocional, ayudado por sus amigos y principalmente por un psicologo, protagonizado por Robbin Williams. La música de Elliott fue un complemento perfecto para la película, que a veces pecaba de melodrámatica, y que nos hizo ver que Smith no era muy diferente de Will Hunting. La canción que compuso especialmente para la película, Miss Misery, le valió una nominación al Oscar, donde incluso llegó a presentarse en la gala de la entrega de premios, aunque terminó perdiendo ante la odiosa My Heart Will Go On de Celline Dion.

Elliott Smith - Waltz #2


El período después de los 15 minutos de mayor fama que tuvo Smith fue uno de los más oscuros de su vida. Caracterizado por su creciente depresión, que lo llevaba a comentar con frecuencia a sus amigos, el deseo de acabar con su vida, y también de vez en cuando cometiendo intentos fallidos de morir. Su disco del 98, XO, es igualmente el más oscuro de su catalogo, un disco difícil de digerir, pero que vale mucho la pena para entender este gran personaje. Para el año 2000, año que Smith publicara su último álbum en vida, el tipo parecía ya rehabilitado. Se presento con más frecuencia en espectaculos y en la televisión, y su trabajo Figure 8, contenía la música y letras más alegres que se le hubieran escuchado a este artista. Todos hubiesen pensado que ya todo había terminado, y que Elliott había logrado vencer a sus demonios, sin embargo, entró en una recaída, donde Elliott empezó a sufrir de paranoia, y llegó a frustrar varias de las sesiones para la grabación de un nuevo disco, pues se molestaba y se recluía cuando alguien le recalcaba su situación, y el hecho de que necesitaba ayuda.

Smith tendría un último alegrón en 2003, cuando realizo la mayoría de lo que sería From a Basement on a Hill, su disco póstumo, incluso hablando con su productor sobre lo emocionado que estaba con el nuevo material que estaba grabando y que esperaba que este le fuera a ayudar con los aspectos técnicos de la grabación. Pero el 21 de octubre de ese mismo año, mientras en casa con su novia Jennifer Chiba, ambos tuvieron un argumento. Jennifer se encerró en el baño, y fue en ese momento en que ella escuchó un grito, y salió para encontrar a Elliott con un cuchillo en el pecho. Inicialmente el incidente fue catalogado como un suicidio, sin embargo varias cosas permanecen misteriosas e inciertas sobre el incidente, por lo cual la policía finalmente dejó abierta la opción del homicidio, pues es curioso que Smith tenía no una, sino dos puñaladas, y además, su cuerpo carecía de las típicas "heridas de vacilación", normalmente encontradas en quienes comenten suicidio de esta forma.

Elliott Smith - Pretty (Ugly Before)


Lo cierto es que la muerte de Smith fue triste y prematura, ya que como demuestra su trabajo póstumo, From a Basement on a Hill, y el posterior lanzamiento de New Moon, dos discos con grabaciones inéditas, Smith aún tenía mucho que dar. Sin embargo nos dejó bastante de que disfrutar, y día a día su música sigue ayudando a las personas, para que no cometan el mismo error de Elliott.

Tributo a Smith afuera de Solutions, escena de la portada de Figure 8.

martes, 4 de octubre de 2011

La previa de octubre

Es un poco de lástima que no mucha gente le haya puesto atención a la previa de septiembre, pues considero que es de los artículos más útiles que he escrito. De cualquier manera, disfrute de hacerla, y es por eso que vuelvo a enlistar los discos que hay que poner atención durante este mes de octubre; ya casi se acaba el año.

1. Feist - Metals


Ya les he hablado anteriormente sobre Feist, una cantante canadiense que tiene una de las voces más dulces y melodiosas del mercado actual. Feist empezó siendo parte del conjunto Broken Social Scene, pero decidió llevarse las cosas por su propia cuenta, y ha tenido éxito, incluso apareciendo en Plaza Sesamo, gracias claro, a su canción 1234. Puede que valga la pena darle una escuchadita a este disco que Pitchfork ya ha calificado con un 7.7.



2. Ryan Adams - Ashes and Fire

No se confundan, este no es el artista de canciones como Summer of '69 o Everything I Do (I Do It For You), ese es Bryan Adams. Tienen nombres parecidos, pero estoy seguro que Ryan no se cambio el suyo a proposito. Su música poco tiene que ver con la de su homologo canadiense, Ryan es más como un Bob Dylan moderno, al menos por lo que he oído en su disco Heartbreaker de 2003. El tipo vale la pena, si no me creen, peguenle una oídita a esta canción, no cualquier hace algo que te pegue así de instantaneamente.



3. M83 - Hurry Up, We're Dreaming


La escena francesa estará caliente este mes de octubre, y para ser más especifico, la escena electronica francesa. M83 es el nombre bajo el cual se da a conocer Anthony Gonzales, y que ya lleva años regalando discos de una mezcla de shoegaze, con dream pop y bastante beats electronicos. Este año, inspirado por discos como Mellon Collie and the Infinite Sadness, M83 nos trae un disco doble, algo que no es fácil de hacer bien, pero esperemos que él lo logré.



4. Coldplay - Mylo Xyloto

Coldplay es sin duda una de mis bandas favoritas, y Mylo Xyloto es uno de mis discos más esperados del año, sin embargo, me resulta difícil contradecir a alguien que me diga que esta banda no es tan buena. Creo que tienen razón, carece la profundidad e innovación de grandes artistas como Radiohead o R.E.M., pero lo que hacen, lo hacen bien. Y aún así, con su último disco, Viva la Vida, or Death and All Its Friends, Coldplay se separó un poco de su formula comercial y experimento un poco, junto con la ayuda del grandísimo Brian Eno, y aún así lograron conseguir un super hit con la title track (Viva la Vida). Solo nos queda esperar unas semanas para poder oír más de Mylo Xyloto.



5. Justice - Audio, Video, Disco


Mi comentario sobre la temperatura de la escena electrónica francesa no fue escrito solo por M83, sino que también, y podría decir, más importantemente, por el trabajo sophomore de Justice, la banda que de a poco nos ha hecho olvidarnos que Daft Punk no saca un disco con material nuevo desde 2001. Su primer disco, , era una obra electrónica y oscura, y que aparte nos dejo esta joya de video musical:





6. Tom Waits - Bad As Me


Bueno, ya para terminar el mes de abril, también podremos oír el primer disco con material completamente nuevo de Tom Waits desde 2004. Tom Waits fue metido este año en el salón de la fama, sin embargo, su música es bastante difícil de digerir, "an acquired taste" me gusta decir, más que todo por lo garrasposa de su voz, que solo ha conseguido hacerse más ininteligible con los años. Hay que estar pendientes, la mente de este señor ya nos ha dado mucho buenos discos.

lunes, 3 de octubre de 2011

10 Covers de los Beatles que hay que oír



Como puede que se hallan dado cuenta (o no), el mes de septiembre lo dedique a escuchar toda la discografía de Los Beatles, y además algunos trabajos de sus integrantes por separado, como el excelente All Things Must Pass de Harrisson, el Band on the Run de Paul McCartney y Wings y el Imagine y Plastic Ono Band de Lennon, todos muy buenos discos y que ahora veo fácilmente podría dedicarles un artículo. Pero en esta ocasión me he tomado la molestia de escuchar un sinfín de covers de canciones de Los Beatles, y escoger 10 que pienso deben de escuchar en caso que desconozcan. Así que empecemos:

10. The Langley School Music Project - The Long and Winding Road


Este cover está a cargo de un coro de niños de una escuela de Inglaterra, y que fue grabado allá por los años 70, y no fue hasta hace poco, en el 2001, que las grabaciones fueron desenterradas y republicadas para el aclamo general. Notese que las voces son frágiles y un poco desafinadas, peor he ahí la gracia de estas versiones. Si fuera mi hijo quien cantase, seguramente me haría derramar un par de lágrimas.

9. Rufus Wainwright - Across the Universe


Lo cierto es que Across the Universe es una canción tan perfecta que yo podría hacer un cover, incluirlo en esta lista y nadie diría nada. Hay dos versiones interesantes aparte de ésta, una a cargo de Fiona Apple y otra por el gran David Bowie, pero me quedo con la versión de Rufus, que aparte tiene un buen video musical.

8. Elliott Smith - Because


Muy pronto estaré compartiendo con ustedes un artículo dedicado a uno de mis cantantes/compositores (singer/songwriter) favoritos. Su nombre es Elliott Smith y puede que lo conozcan por haber decorado con su música la película Good Will Hunting. Su cover de esta canción de Abbey Road puede ser escuchada en la película American Beauty. Elliott acostumbraba darle estos arreglos sinfonicos a su voz, por lo cual Because le quedo como anillo al dedo.

7. Wilson Pickett - Hey Jude


Encontraran innumerables interpretaciones de canciones de los Beatles por cantantes de soul (como Al Green con I Want to Hold Your Hand o Ike & Tina Turner con She Came In Through the Bathroom Window), pero a mi parecer, la versión mejor lograda es esta de Hey Jude a cargo de Wilson Pickett, acompañado por la música de uno de los mejores guitarristas que quiza no conozcas, Duane Allman.

6. Allison Krauss - I Will


Allison Krauss es una cantante popular de country que logró saltar las barreras de ese género tan poco popular fuera de los estados del sur, con su colaboración de 2007 con Robert Plant, Raising Sand, la cual les hizo llegar a ganar un Grammy. Está canción parece ser de muchos antes, donde Krauss le da vida a una canción del White Album que muchos como yo, puede que hallan pasado por alto.

5. Jeff Beck - A Day in the Life


Jeff Beck es uno de esos "guitar heroes" por excelencia, y en esta rendición instrumental de una de las canciones más icónicas de los 4 de Liverpool, deja en claro su maestría, y también que tal vez no eran las letras lo que hacen tan grande esta canción.

4.  Aretha Franklin - Eleanor Rigby


Para este cover de dos de los personajes más famosos de las canciones de los Beatles, la Reina del Soul se convierte en Eleanor Rigby y cambia la perspectiva de la canción a primera persona. Alguien así ocupaba Father Mackenzie para que la congregación oyese su sermón.

3. Sonic Youth - Within You, Without You


Supondré que todos ustedes están familiarizados con la influencia que tuvo el Maharishi Yogi en la carrera de los Beatles. Uno de los más afectados por el gurú hindú sin duda que fue George Harrisson, quien en dos canciones, principalmente, trajo toda la influencia de la India a los discos de la banda. Tanto Love You To, como Within You Without You son canciones que o las odias, o las amas. Yo no soy muy partidario de estas, pero en las manos correctas, suenan realmente geniales, sino preguntenle al genio de la música noise, Thurston Moore.

2. Joe Cocker - With a Little Help from my Friends


Ringo Starr es normalmente visto de menos cuando se habla de los Beatles, y hay que afrontarlo, era sin duda el menos talentoso de los cuatro. De las contadas canciones a las que prestó su voz, una de las que más sobresale es esta de Sgt. Peppers, que quedo grabada en el inconsciente coelctivo en esta versión de Joe Cocker, tocada en el mítico concierto de Woodstock.

1. Stevie Wonder - We Can Work It Out


Es díficil poder contradecir a alguien que me diga que este es el mejor cover de una canción de los Beatles. Definitvamente, We Can Work It Out no era una de las mejores de su catálogo, incluso llegaba a parecerme cursi y boba, pero voz y el groove de Stevie Wonder suena bastante convincente. Mejor que la original.

- Finalmente, como curiosidad, me gustaría agregar que Del Shannon hizo el primer cover americano de una canción de los Beatles, con From Me To You, la cual llego a las listas de popularidad antes que la versión original. No estoy seguro de quien habrá hecho el primer cover de Los Beatles, aunque recuerdo haber leído el dato en el libro de Bob Spitz.

- La canción Yesterday, hecha completamente por Paul McCartney, aunque bajo el nombre de la banda, contiene el record mundial de ser no solo la canción de los Beatles con más versiones editadas, sino de ser la canción con más versiones editadas.

- Existen un sinnumero de discos tributo a los Beatles. Desde los beatles para bebes, hasta los Beatles Bossa Nova, pero uno de los mejores y de mayor interes para nosotros, es este Tributo Tropical a Los Beatles, que incluye interpretaciones de Celia Cruz y Tito Puente.

Lleva esta playlist en tu iPod!