domingo, 27 de enero de 2013

El Medio y su música



El Medio es el seudónimo de Leonardo Balasques, cantautor puertorriqueño. Eso es todo lo que me pude enterar de El Medio aquí en el internet, el resto, lo debo descubrir a través de escuchar "No tengas miedo al amor", su primer disco de estudio que vio la luz del día este pasado año 2012. La única forma por la que llegué hasta este disco, fue  gracias a que fui guiado por la página de Club Fonograma, quien incluyó esta producción entre los 40 mejores discos del año.


Y pues, que es lo que escucho cuando oigo este disco? Es bien fácil poder reducir el sonido a "melancolía pura". Una voz a Los Bunkers, que suena un poco a que le faltaran ganas, pero que más probablemente se deba a las limitaciones del cantante. Esto podrá molestar a algunos puristas, pero a mí en lo personal, me recuerda a Connor Oberst, cuando en sus mejores discos de Bright Eyes, dejaba ver su incapacidad de llegar a ciertas notas, cosa que hacía que el oyente se pudiera sentir más identificado.

Hasta caer



Miro a un tipo gordo, no muy bien parecido, en las fotos que acompañan el perfil de El Medio en Last.fm, y me es tan fácil imaginármelo en su cuarto, componiendo estas suaves canciones, que mezclan un sonido electrónico, que por fragmentos quisiera aventurarse a lo ambiental, con instrumentos más orgánicos, y todo remendado con letras que llevan ese aire de melancolía, pero que si nos detenemos a ponerles atención, nos daremos cuenta que son en realidad bastante optimistas y dulces. Claro, de ahí nos viene cuestionarnos el porque de las comillas [" "] en el título del álbum, y en algunas canciones.





Hasta caer es el tema que abre el disco, y que nos introduce al mundo de El Medio. "Viste sus ojos brilla y ahora piensas en ella./ Su respirar su suave y oscura melena" son los versos que abren el disco. Y así, a medida avanzamos, vamos encontrando fragmentos que más parecen de un niño enamorado. Pero de ninguna manera esta es una crítica negativa, pues considero que todo termina sintiéndose muy natural y no forzado. Mi momento favorito es probablemente en la breve " ", canción sin título, en la que Leo nos habla de los vellos del antebrazo de "esa" chica. Es algo realmente tierno, y el momento en que más me siento identificado con el artista. Pero tal como esta canción, que con menos de 2 minutos se une al canon de temas como Please Let Me Get What I Want, el disco "No tengas miedo al amor" termina sintiendose corto con tan solo 8 canciones. Pero una vez pasado el "rush" adrenalínico causado por el disco, me pongo a pensar que la brevedad puede funcionar como virtud, pues nos deja con la expectativa de oír más de El Medio, y saber de él más que solo su verdadero nombre y su nacionalidad.

El Medio - "No tengas miedo al amor" (2012)