lunes, 30 de abril de 2012

Indie Pop Celebration #4: La vida es dura y yo también

Parte de lo que el pop, al que llamaremos mainstream, falla constantemente, es en el hecho en que dichos compositores no se han dado cuenta de que existe una gran gama de temas de los que se puede hablar en una canción, aparte de amor, desamor y/o despecho. O no se han dado cuenta, o es que bien saben que esos temas han vendido discos desde hace más de 50 años. Así que ahí es una de las grandes divisiones que separan al indie pop, y que por ende, les obliga a tener menor éxito comercial.

Tomemos el caso de Mark Everett, mejor conocido como E. quien es el único miembro constante del proyecto musical que lleva por nombre Eels. Dicha agrupación ha acaparado una buena fanaticada, gracias a los temas que trata y a la experimentación y pesadez sonora. Mark debutó como solista con un par de EPs, y al momento de formar su banda, busco un nombre para que sus nuevos discos quedaran al lado de sus Eps solistas en una clasificación alfabética. Cabe decir que no tomo en cuenta que siguiendo dicho orden, quedaría Eagles y Earth, Wind & Fire entre E. y Eels. Como agrupación, Eels debutó en 1996 con Beautiful Freak y es de este disco donde se desprende Novocaine for the Soul:

Novocaine for the Soul (1996)


Junto con este gran video, dirigido por Mark Romanek, e inspirado en Mary Poppins, vemos a la banda flotar mientras tocan sus instrumentos. Esta canción le valió a Eels un Top 10 en Inglaterra y un primer lugar en las listas de Rock Alternativo. Quienes estudien farmacia u odontología, sabrán de que la Novocaína es el nombre comercial de una droga anestésica; acá, E. pide un poco de eso para el alma. Desde el principio las letras fueron sombrías, pero aún así tiene su toque de pop pegajoso, no se necesita más que esa frase: "Before I sputter out". Pero muchos de los fans que Eels ganaría con Beatiful Freak, los perdería en 1998, cuando en medio de tragedias, como el suicidio de una hermana y el diagnostico de cáncer en su mamá, E. escribiría Electro-Shock Blues, uno de esos álbumes de desahogo personal.

jueves, 26 de abril de 2012

Indie Pop Celebration #3: Sneak Into My Room, Just to Read My Diary

No les mentiré, no vi el partido el día de ayer, pero me alegró saber que Cristiano Ronaldo había fallado el penal. ¿Por qué? Bueno, es sencillo, el tipo es un imbécil, y cuando lo veo jugar y celebrar un gol pidiéndole al mundo que lo alabe, me enoja y me hace pensar que no entiendo a la gente que admira a alguien tan estúpido y prepotente como CR7. Yo por mi parte al menos, no lo haría. Luego, paró un momento y me doy cuenta de que mi ídolo musical deja al portugués como una Madre Teresa.

Morrissey, vocalista de The Smiths, ha sido un idiota desde que el mundo lo conoció. Sus letras "self-deprecating", llenas de connotaciones literarias e históricas, hicieron un gran éxito de The Smiths, una de esas bandas de culto que ha cautivado a adolescentes tímidos e inseguros a través de los años, y que parece conseguir más admiradores a medida pasan los años. Claro, el éxito de The Smiths no se debió únicamente al "wit" de Moz, sino que también le debió mucho a las composiciones y arreglos musicales del guitarrista Johnny Marr; la sección rítmica, por ponerlo en palabras de Moz, "de no haber sido por ellos, no hubieran pasado del centro comercial". Esto llevo a un problema en cuanto a regalías se refiere, y al final Moz terminó peleandose con medio mundo. Tensiones en la banda hicieron que esta se disolviera en 1987, pero un año más tarde, Morrissey haría su debut con Viva Hate, de donde se desprende el tema de hoy:

Morrissey - Suedehead (1988)


Como podrá notarse, Morrissey no se desvió mucho del sonido que había elaborado junto a Marr, Rourke y Joyce en The Smiths, es el mismo patrón, "jangling guitars" y letras hablando de algún tipo de relación extraña. "¿Porque vienes si sabes que me pone mal?" pregunta Moz, y al final dice que le enferma saber que la otra persona se ha metido a su cuarto a leer su diario.

Desde entonces, Moz nos ha regalado diversos álbumes, variados en cuanto a calidad, con algún par de temas sobresalientes. A pesar de que la carrera solista de Morrissey tenga mayor éxito comercial que la de The Smiths, los fans sabemos que nada de lo que haga se comparará a aquellos años. Lo cierto, es que canciones como Suedehead, es lo que más se le asemeja.

miércoles, 25 de abril de 2012

Indie Pop Celebration #2: Falling and Laughing, el nacimiento

Allá por aquellos años en lo que más ansiábamos era tener una banda, carecíamos tanto de talento y compromiso, que rara vez pasamos de discutir un buen nombre para el proyecto. Al fin y al cabo, ese es uno de los factores de menor importancia, pues la historia ha probado que son muchas las bandas con nombres ridículos que han alcanzado el estrellato. Sin embargo, yo en lo personal nunca busque el estrellato en el sentido de vender muchas copias de mis discos, a mi parecer, era mucho más anhelable el poder convertirse en una de esas bandas de culto, un Velvet Underground, un Big Star, una banda cuya genialidad no sea apreciada y/o descubierta hasta años despues.

Hoy, en Indie Pop Celebration, nos toca escuchar a una de esas bandas, unos escoceses que llevaban por nombre Orange Juice. Serán pocos los que les resulte conocida esta banda, pues la historia ha puesto enfásis en otros artistas contemporaneos. A pesar de que se les adjudica el darle nacimiento al Indie Pop británico, el sonido de la banda se basaba en el post-punk de los años 70s, de donde aparecen exponentes como Joy Division o Bauhaus. Sin embargo, Orange Juice dejó atrás el ambiente oscuro y pesado de sus vecinos y se dedico a inyectarle fibras de pop a su sonido, creando así, con su debut de 1982 You Can't Hide Your Love Forever, lo que hoy se conoce como Jangle Pop.

Orange Juice - Falling and Laughing (1982)


En Falling and Laughing, su primer sencillo y canción que abre el disco, queda demostrado el encanto de esta banda, su atractivo geek e inocente, y el oír a un cantante blanco queriendo cantar como alguno de los grandes del Soul negro. Esta banda tiene una muy marcada identidad, cosa que parecen carecer muchas de las bandas aleadas a este género que han aparecido en los últimos años. Lamentablemente, un número 8 en las listas del Reino Unido fue lo más que alcanzaron, y se terminaron desintegrando en 1985, no sin antes haber dejado la luz prendida para las bandas venideras. Volveremos a hablar de Orange Juice en otra ocasión:

viernes, 20 de abril de 2012

Chamber Pop & Indie Pop Celebration #1: Los Campesinos!

Como relataba en el post anterior a este, hace poco me tocó definirme con un género en particular, y concluí que lo que mejor me define son las distintas formas que puede tomar la música pop, especialmente en los últimos años, de los 80s hasta nuestros días, aunque claro, todo lo logrado sería imposible sin el precedente de bandas como The Beatles o Big Star. Como anillo al dedo me ha caído una lista que ha creado un amigo cibernético sobre este género, Chamber pop e Indie pop para ser más precisos. Nick Butler, AKA Iai, ha elaborado una lista con 100 canciones relevantes de este género, muchas las conozco y están entre mis favoritas, pero también hay muchas que son nuevas para mí, y los invito a que descubran conmigo las que pueden ser sus nuevos artistas favoritos.

Los Campesinos! - You! Me! Dancing! (2007)

Ya había hablado en este blog sobre Los Campesinos! anteriormente. Esta banda galesa me sorprendió allá por el 2007, cuando recién comenzaba a meterme de lleno a escuchar música. Su sonido me pareció super fresco y super original, y fue por eso que su disco debut de 2008, Hold On, Now Youngster... fue uno de los más esperados, pero como suele ocurrir, también fue una gran decepción. El sonido divertido e infeccioso de canciones como You! Me! Dancing! o We Throw Parties, You Throw Knives resultaba insostenible y un poco cansón alargado al running time de un disco entero. Siguieron dos discos en dos años, y aunque habían chispazos de pop puro, estos no son discos que visite normalmente. Sería hasta el año pasado con Hello Sadness que lograrían un disco completamente satisfactorio, aunque para conseguirlo, hayan dejado un poco de lado ese sonido que los caracterizaba. Y aún así, no hay otros como ellos:


Los Campesinos - By Your Hand (2011)

lunes, 9 de abril de 2012

Port of Morrow: El regreso de uno de los hijos pródigos de la música indie


Debió haber sido durante el mes pasado, que mi mejor amigo y yo, pasamos un par de horas de una mañana, nada más escuchando música de mi celular, el cual tenía una colección variada de canciones que realmente aprecio. Fue en algún momento de esa mañana, que mi amigo intentó definirse con un género musical en particular. Dijo que "alternativo" era lo que lo definía, y me preguntó a mí, que género "era yo". No precisamente con esas palabras, pero ya había pensado anteriormente en eso, y me fue fácil concluir que ese género se podría definir como "Jangle Pop" o "Power Pop" si prefieren. El día anterior había puesto a mi amigo a escuchar New Slang, canción de The Shins, popularizada por ser parte importante de la película Garden State, con Zach Braff y Natalie Portman. "Desde antes de oírla ya sabía como iba a sonar", me dijo, y concordó con mi autodefinición musical.

Es así de simple, creo que lo que más disfrutó es cuando una canción tiene una fina melodía pop, un gancho irresistible, y que no tiene por que ser tan complicado, puede ser algo tan simple y sutil como el "Be My Baby" de The Ronnettes. Hoy en día, sin embargo, fácilmente se puede dividir entre un pop más comercial, el tipo de pop que se oye en MTV y que corre a cargo de Justin Bieber o Selena Gomez, y por otro lado, el que no está en MTV (que muchas veces carece de alguna otra diferencia), a este generalmente se le denomina "pop indie". Está claro que el significado de palabras como "alternativo" o "indie" para calificar un tipo de música, es tan vago como cuando se usa el termino "world music".

Me he dejado llevar un poco, pero todo ese discurso pretendía ser solamente una introducción para ponerme a hablar de él que se ha convertido en mi disco favorito de este año, superando ya el Attack on Memory de Cloud Nothings. Me refiero al cuarto trabajo discográfico de la banda que lleva por nombre The Shins, y cuyo único miembro constante es James Mercer. Este es el primer disco de The Shins desde Wincing the Night Away de 2007, aunque durante este tiempo, Mercer no se ha mostrado inactivo, pues su colaboración con Dangermouse, Broken Bells, sacó un disco con buenas canciones en 2009. Sin embargo, el regreso de The Shins era bastante esperado, pues la música de esta banda describe perfectamente lo que uno se imagina cuando se menciona el termino "música indie".

The Shins - New Slang (2001)


En lo personal, Port of Morrow no decepciona. Es un conjunto de buenas canciones, con buenas melodías y hooks, y la voz placentera y que no exige mucho de Mercer. Disfruto de una obra compleja, de varias capas para descubrir y eso, pero cambiaría mis discos de Joy Division casi cualquier día por oír mis discos de Teenage Fanclub. Algunos podrán creer que mi lado gloomy me domina, pero no es así, no disfrutó nada más que una buena canción popera. Hay quienes dicen que este disco carece de la profundidad que tenían sus primeros discos, en especial los dos primeros, sin embargo, me limito a opinar con respecto a esto, pues lo cierto es que Port of Morrow es el primer disco que escucho de The Shins, y si este me ha hecho conseguir el resto de su discografía, pues su mérito ha de tener.

The Shins - Simple Song (2012)


Buena, esta es mi recomendación del mes, espero que les guste, y espero que abril me deje tiempo para compartir con ustedes un par de discos más, ya que este año 2012 parece estar cargado de buenos lanzamientos, y la mayoría de estos, procedientes de artistas que desconocía anteriormente. Es bueno aventurarse, yo por mi parte, se que en The Shins, he encontrado otra de mis bandas favoritas.

The Shins - Port of Morrow (2012)


DISCO