lunes, 23 de mayo de 2011

Your mom busted in and said "WHAT'S THAT NOISE!?" Aww, mom you're just jealous, it's the Beastie Boys!



Por lo que he averiguado de las investigaciones que realizo antes de escribir cada entrada, la banda conocida como Beastie Boys formaban una buena parte de lo que significaba crecer a finales de los 80s y durante la primera mitad de los 90s, la época de oro de este trío de Brooklyn, y es de esta época de cuando datan sus mejores materiales discográficos, Paul’s Boutique de 1986, Check Your Head del 92 y Ill Communication del 94. Los miles de fans que fueron seducidos por la original propuesta de la banda parecieron perder interés después de este último disco, que por casualidad, coincidía con la entrada de la fanaticada a la edad adulta.

Yo crecí durante la etapa post-Ill Communication de los B-boys, y a pesar de haber oído Body Movin’ en alguna película o anuncio de Nickelodeon, los Beastie Boys no formaron parte en lo absoluto de lo que significó crecer para mí, puesto que si perteneció a bandas de notable menor talento, como Linkin Park o Limp Bizkit. Así que sin temor a equivocarme, puedo decir que no fueron las preocupaciones de ser adulto las que alejaron a los fans de la banda, sino más bien, esto se debió a que sus posteriores trabajos eran de menor calidad.

Beastie Boys - (You Gotta) Fight for Your Right (To Party)



Los Beastie Boys se formaron hace ya varios años, allá por el 83, como una banda de hardcore de 5 miembros. En algún momento por esos años, los chicos se encontraron con un joven productor de nombre Rick Rubin, junto a quien decidieron darle un giro completo a lo que era su propuesta musical, pasando a ser un conjunto de hip hop, compuesto por tres raperos blancos, MCA, Mike D y Ad-Rock (No, Eminem no fue el primer rapero blanco). Con el éxito alcanzado por su debut License to Ill, impulsado por éxitos como You’ve Gotta Fight, For Your Right (To Party), fue que la banda empezó a acaparar seguidores. Luego vino su época de oro, y después del 94, siguieron hallando éxito comercial en discos como Hello Nasty, pero los fans ya no sentían lo mismo hacia la banda.

Con To The 5 Burroughs de 2004, encontramos a la banda hacienda un disco post 9/11, dedicado a los neoyorquinos y tratando de dispersar un mensaje de paz. Puede que les haya salido del corazón, y que los Beastie Boys verdaderamente necesitaban dar a escuchar su mensaje, pero aun así, a muchos les pareció forzado. Luego, en 2007, los boys, ya con una gran fanaticada, solventes de dinero (se calcula que han vendido más de 40 millones de discos), y tal vez un poco cansados de rappear, decidieron sacar al mercado The Mix-Up, un disco completamente instrumental que les valió el Grammy a Mejor Disco de Pop Instrumental. Una movida que tenía sentido, pues los interludios intrumentales era gran parte de lo que hicieron que Ill Communication fuese el último gran disco de la banda; al menos hasta 2011.

Beastie Boys - Make Some Noise


Originalmente intencionado para salir en 2009 como The Hot Sauce Committee Part 1, el disco tuvo que ser pospuesto cuando se dio a conocer que Adam Yauch alias MCA, sufría de una variación de cáncer en la garganta. Aunque las mismas canciones que hubiesen salido en la primera parte, fueron retomadas, la banda optó por sacar el disco este año, bajo el nombre de The Hot Sauce Committee Part 2, dejando la primera entrega sin fecha definida de salida.

Aunque podrían ser estigmatizado y puestos al lado de bandas como AC/DC o Nickelback, bandas que han creado un sonido propio, y se han dedicado a defenderlo por años, el que diga que la música de los Beastie Boys es igual, bien podría aventurarse de una vez a decir que toda la música hip hop es igual. Los B-Boys crearon un estilo propio desde su primer lanzamiento, un estilo que nadie puede intentar sin ser instantáneamente etiquetado como una vil imitación. La banda comenzó recayendo en gran cantidad de samples, pero desde hace un rato que tocan sus propios instrumentos, y con buena certeza se les puede llamar grandes músicos.

Con Hot Sauce Committee, el trio de Brooklyn revive todo lo que nos gustó de la banda en sus mejores días. Grandes interpretaciones a verso cambiado de los tres integrantes, guest spots de dos buenos artistas como Nas y Santigold, buenos grooves instrumentales como Multilateral Nuclear Disamament, y en Lee Majors Come Again, encontramos su mejor visita por sus viejos días de hardcore. Si bien Hot Sauce no consigue romper nuevas fronteras, este disco nos demuestra que los chicos aún saben lo que hacen. En estos últimos días me he topado en un par de ocasiones con Make Some Noise sonando en las radios, y no puedo evitar ponerme a pensar que hay chicos oyendo, chicos buscando poder crecer también junto a los Beastie Boys.

Beastie Boys - Hot Sauce Committee Part 2 ****


Aparentemente los Beastie Boys no quieren que nadie los oiga. Pero no importa, yo no lo puedo poner aqui, pero seguro que encuentran su disco en otra parte. Que les encanta llorar a esos tipos. Para que sepan, voy ir a romper mi copia de Ill Communication. (en realidad no).

No hay comentarios: