domingo, 2 de diciembre de 2012

Night Shift



Fue hace unas semanas, el día de las elecciones. Era domingo en la noche, y probablemente debí haber estudiado pues seguramente tenía algún examen la semana que se anteponía, sin embargo llevaba ya un par de horas viendo el circo electoral y la mejor manera de culminar la noche parecía ser ir a comer a Denny’s. Llegamos ahí, confiados de que la gente que no soportamos ver en la calle seguramente estaba concentrada en algún hotel esperando los resultados. Nos sentamos, ordenamos unos nachos y yo comí Belgian Waffles, cuando en eso, sonó el celular de mi hermano. No, no era una llamada, era fue la alarma todos los días de esa semana, una alarma a las 8 de la noche, indicando que se preparará para ir a trabajar.

Como ingeniero, mi hermano se encuentra desde el año pasado trabajando en una fábrica, actualmente como supervisor. No hay mucho que decir del trabajo, pero esa semana fue asignado al turno de la noche. En mi familia parece haber cierta trayectoria con turnos nocturnos, especialmente del lado maternal. Mi abuela, enfermera, trabajaba en el turno de la noche, mientras su hijo, mi tío, trabajó muchos años en control de calidad de distintas cervecerías, también en el turno nocturno. Yo por mi parte, también viví una experiencia de meterme con mis ciclos circadianos, cuando crucé el Atlántico a un país con 8 horas de diferencia. Tanto al ir, como al regresar, mi cuerpo se tuvo que acostumbrar al nuevo ciclo de vida, pero no puedo decir que recuerde que haya sido muy difícil.

De cualquier manera, la única razón por la que escribo esta entry, es porque siento que muy pocas veces nos detenemos a pensar en la gente que trabaja en los turnos nocturnos. Hace un par de días que entré a una farmacia a comprar una medicina ya entrada la noche, y me percaté que el mundo no deja de dar vuelta cuando cerramos los ojos. Tanto ahí, como en los hospitales, hay personas que se quedan despiertas, buscando servir en caso que se presente cualquier situación que amerite de su ayuda.

Bueno, mi abuela hace ya más de 10 años que murió, mi tío se jubiló hace un par de años, y mi hermano, tras 2 semanas en el turno de la noche, fue devuelto a la jornada matutina. Aún así, los dejo con una canción de la banda Norteamericana R.E.M., precisamente dedicada a aquellas personas que trabajan de noche, y duermen de día:

R.E.M. - Daysleeper 

No hay comentarios: