viernes, 16 de noviembre de 2012

Indie Pop Celebration #8: ¿Quien dice que el pop no puede ser pretencioso?



Hace ya unos 5 meses que publiqué el último Indie Pop Celebration, uno de mis tantos proyectos musicales, en el que ayudándome con una lista publicada por un amigo, me dedico a compartir con ustedes bandas de pop que tal vez no les sean familiares. Lo bueno de tener mi blog es que me siento libre de retomar proyectos olvidados y olvidarlos nuevamente, acá mando yo :D

Bueno, así que hoy les voy a hablar de una banda que resulta un tanto controversial entre los que gustan de este tipo de música. Dirty Projectors es una banda norteamericana que se ha caracterizado por la extraña voz de su cantante y principal compositor David Longstreth, y por la particularidad de los proyectos que emprende con cada álbum que sacan. En 2007, la banda publicó Rise Above, un disco que consistía en una serie de covers de la banda de cult de hardcore de los 80s, Black Flag. Sin embargo, lo curioso es que no se usaron partituras y la música se hizo totalmente en base a la memoria de Longsterth, quien dijo no haber escuchado esas canciones en 15 años.


Dirty Projectors - Stillness Is the Move



La excentricidad de la banda también se hace evidente en su siguiente disco, Bitte Orca de 2009, considerado por sus fans como el trabajo mejor logrado. Si bien es comprensible que mucha gente no pueda digerir a la banda por su alto grado de pretenciosidad, no se puede negar que con los años han logrado crear un sonido propio, y que es muy difícil de definir apropiadamente. Mi página de cabecera etiqueta Bitte Orca como Indie Pop, Progressive Pop y Art Pop, pero un sonido tan barroco es difícil de definir con palabras y debe ser escuchado para hacerse un juicio. Definitivamente es uno de esos discos que o te gustan o los odias, pues la banda nunca alcanza una zona de comfort, siempre aparacen arreglos de voces, micro solos de guitarra y cambios de velocidad sin previo aviso. Claro, es fácil comprender que alguien llame a esto, "un relajo". Definitivamente no es una escucha fácil, y de haber escrito este artículo hace 5 meses, probablemente los hubiese destruido, pero confieso que el disco ha crecido con las escuchas.

Bueno, y para los que Stillness Is the Move les haya llamado la atención, puedo recomendarles que el disco que sacó la banda este año, Swing Lo Magellan, es el mejor punto para adentrarse en la discografía de la banda, pues pese a seguir teniendo su grado de experimentalidad, termina siendo un tanto más digerible

No hay comentarios: