sábado, 24 de noviembre de 2012

Leer a Homero es una Odisea


Así leía una oración de un libro de "Frases divertidas para cualquier ocasión" que leí alguna vez en mi infancia. Resulta que durante los años que iba creciendo, no fui solamente fan del humor de ese tipo, llámese Condorito o Armando Hoyos, sino que también hubo una etapa en la que fui gran fan de la mitología, especialmente la clásica (Griega-Romana). Es difícil poder determinar como empezó ese interés de mi vida, supongo que es un poco aleatorio y obligatorio cuando se tiene una biblioteca del tamaño de la que crecí; algo tenía que interesarme, y ¿¿que mejor que héroes, dioses y monstruos?? Recuerdo mucho más atrás haber visto tanto la serie Xena, como Hércules, ambas basadas en la mitología clásica, más tarde recuerdo haber visto una serie animada sobre las mismas historias en Discovery Kids (increíble lo idiota que se ha vuelto ese canal -_-). Y bueno, luego acaparé un abanico con el mismo tema que compró mi papá en México, y no sé, a los 15 años, conseguí 5000 lps de la venta de una vaca, y con eso compré un reproductor mp3, el Microsoft Zune, y un libro de mitología. Debí haber comprado un iPod...

De cualquier forma, ni siquiera durante esa etapa en la que incrementé mi cultura general (es grato poder ser el que cuente historias como "la caja de Pandora" cuando alguien pregunta) logré adentrarme a la literatura clásica primordial. En el noveno grado leímos una versión muy tapizada de La Odisea, y recuerdo haber empezado paralelamente con una traducción más fiel, pero no pasé de los primeros 4 aburridos capítulos sobre Telémaco, el inútil hijo de Odiseo. De cualquier forma, a pesar de que las historias han permanecido en mi memoria y de que me he rehusado en ir a ver cosas como Clash of the Titans, lo cierto es que tomó un curso sobre Mitología Clásica en Coursera, para que de una vez por todas me atreviera a leer La Odisea, en una traducción bastante fiel en verso prosificado (seguramente eso no existe, pero espero me hayan entendido). El libro estaba asignado para ser leído en tres semanas, pero debido a mis clases, me atrasé un poco con los últimos capítulos.

Yo digo, "seguramente todos están familiarizados con la historia", pero tal vez no todos crecieron en un ambiente parecido al mío, o con las mismas inquietudes, así que vale la pena hacer una brevísima reseña. Tras 10 años, culmina la Guerra de Troya narrada en el otro libro de Homero, La Ilíada, y el héroe Odiseo se aventura de regreso a su casa, sin embargo, debido a diversos percances, éste termina tardándose otros diez años en llegar a su tierra de Ítaca. En la mayoría de adaptaciones juveniles, se omiten los primeros cuatro capítulos que nos cuentan sobre Telémaco, el hijo de Odiseo, y como la diosa Atenea lo incita a salir a buscar información sobre su padre. Son capítulos un tanto tediosos, pero importantes para los que busquen un enfoque más amplio a la mitología griega, pues es en estos capítulos en los que conocemos otros héroes de la Guerra de Troya, como Menelao, Néstor o la hermosa Helena, la perra que causó todo el embrollo.

Muchas historias de la Odisea han quedado grabadas en la cultura de hoy en día, y puede que hayan oído hablar de ellas. Por ejemplo, el encuentro de Odiseo y sus hombres con el Cíclope Polifemo, hijo de Poseídon, o su encuentro con Circe, la hechicera que convierte a los hombre de Odiseo en cerdos, o su viaje por el mar, donde un Odiseo se hace atar al mástil de su nave para poder escuchar el canto de las sirenas. Sin embargo, muchas de estas historias ocurren en el lapso de solamente 6 rapsodias, un tercio del libro. Los 6 capítulos finales son un preámbulo a "La matanza de los pretendientes", y como Odiseo se abre paso sigilosamente hasta la cama de su amada Penélope. Es esto parte de lo que más llamó mi atención de la historia, el personaje de Penélope, pero bueno, en vez de contarlo yo, voy a ayudarme de tres canciones, por artistas muy distintos, y lamentablemente, él que no sea bilingüe no podrá disfrutar las tres canciones :/ .

Robi Draco Rosa - Penélope


El cantante puertorriqueño Robi Draco Rosa, nos trae el regreso de Odiseo a Ítaca desde el punto de vista del héroe. Lógicamente, en el momento en que los bardos cantaban la Odisea, la sociedad griega era bastante machista, recuerdo que Artistóteles llamó tanto a los niños como a las mujeres como "hombres imperfectos". Así que aquí conocemos a un pobre Odiseo, lamentarse y extrañar a su amada. Pobre tipo, poco sabía que mientras él se pasaba los años acostándose con diosas, su mujer tenía que idearse formas para seguir rechazando a una bola de vulgares machos que pasaban el día en su casa comiendo y emborrachándose.

Joan Manuel Serrat - Penélope


Modernizando un poco la historia, el grandioso cantante español Joan Manuel Serrat, nos la cuenta desde el punto de vista de la mujer de Odiseo, quien lo espera desde hace muchos años. Penélope pasó casta, esperando a su amado por 20 años, y es por eso que acá se cambia el final de la historia, un final más triste, pero que me parece mucho más realista que el que se cantó hace siglos en Grecia. El caminante regresa finalmente, pero ésta lo desconoce, marchitada en su huerto hasta la última flor.

Suzanne Vega - Calypso


Los lotófagos, las sirenas, Scylla y Charibdis, todo eso pasa en unas cuantas semanas de los 10 años que Odiseo estuvo regresando a su casa. La mayor parte de esos 10 años, unos 8 años (más el casi 1 año que vivió con Circe), Odiseo los pasó en compañía de la diosa Calypso, en una isla paradisíaca, y a pesar de ser valiente y aventurero, éste no dejó la isla hasta que Zeus le ordenó a la diosa que lo dejara partir. Muy rogado el Odiseo. Sin embargo, en esta última canción, la canta-autora Suzanne Vega, nos recuerda a un personaje que generalmente es olvidado en este triangulo amoroso, Calypso, la diosa que mantuvo cautivo a Odiseo, y quien nos cuenta desde su punto de vista, que ella también hizo un sacrificio, resignándose a su triste y solitaria vida como una diosa.

2 comentarios:

Alexander Bonilla dijo...

Ambos sabemos que yo debería estar estudiando, mas vale la pena tomar un descanso para leerte.
Muy bueno.

Francis Vanessa Valladares Duarte dijo...

Hola Diego, no sabía que tenías este blog. Te felicito, muy interesante lectura. Me dió ganás de leer la Odisea y la Ilíada otra vez. :D