jueves, 14 de junio de 2012

Caballeros; Los Afghan Whigs


Debo admitir encontrarme en uno de esos momentos cruciales en la continuidad del blog. Llevaré un año de estar escribiendo, relativamente, con frecuencia, al menos algo por mes. Aún así, debo admitir que tras una racha de productividad, he caído en un bache, he perdido el momentum, y eme aquí haciendo un esfuerzo extra para hablarles hoy sobre otro de los artistas que se encuentran en mi lista de "artistas sobre los que quiero escribir".

Quien se haya tomado el tiempo de leer mi artículo anterior sobre los Stone Roses, no les extrañará en lo absoluto que hoy me encuentre hablando de otra banda que se ha reunido recientemente, Greg Dulli y los Afghan Whigs de Cincinnatti, Ohio. Formados a finales de los años 80s, los Afghan Whigs empezaron a hacer ruido fuera de Ohio, cuando fueron firmados por la disquera Sub Pop (la misma de Nirvana), siendo estos, los primeros artista de la compañía que no procedía de la costa Pacífica. Pero las diferencias de los Afghan Whigs con el resto del roster, no eran solamente geográficas. Si bien es cierto que nos ahorraríamos muchos problemas llamando a las música de estos tipos Grunge, dicha etiqueta no envuelve en su totalidad lo que esta banda logró con sus dos obras principales, Gentlemen de 1993 y Black Love de 1996.

The Afghan Whigs - Debonair (1993)


El Gentlemen de 1993 marcó lo más cerca que la banda estuvo del estrellato. Ya aquí, la banda se encontraba en una disquera grande, Elektra Records. Debo empezar por admitir que desconozco los primeros años de la banda, y su trabajo post Black Love, 1965, pero con estos dos trabajos puedo dar fe de que esta banda poseía un sonido que ninguno de sus contemporáneos puede presumir. Afghan Whigs le deben mucho a las grandes bandas alternativas de los 80s, como lo son The Replacements y Dinosaur Jr. De ahí se pueden rastrear sus raíces, pero lo que los mantuvo aparte de los demás, fue el amor que el vocalista Greg Dulli tenía por los cantantes de Soul. Afghan Whigs le debe tanto a Mudhoney como a Nina Simone; y esto se puede notar en ese sentimiento intenso que invade nuestros oídos desde que empieza el álbum, hasta que se le pone la nota final. Es ese sentimiento lo que provoca que mucha gente se sienta relacionado con un artista o canción en particular (Someone Like You o Somebody That I Used to Know, por dar ejemplos modernos). Son pocos los artistas que consiguen que nos sintamos relacionados, sin tener una verdadera experiencia con que hacerla coincidir. Aparte, no solo es el "delivery" de la canción, sino que este se complementa con punzantes guitarras, atmósferas pesadas y letras que parecen lidiar con una relación que viene para abajo. "Te tengo donde te quiero hijo de puta" canta Dulli en Honky's Ladder, y en Gentlemen se introduce, diciendo que "I have a dick for a brain". Poco sútil, pero hay que admitirlo que pocas veces se es, cuando se está cargado emocionalmente.

Gentlemen es un gran álbum, altamente recomendable, y que según he escuchado, funciona mejor cuando uno se encuentre saliendo de una relación tumultosa. Sin embargo, los fans de la banda, tienen problemas poniendose de acuerdo en si es mejor Gentlemen, que el disco que le siguió, Black Love. Este es un disco que mantiene de un aura de esas grandes películas del género Film Noir, un Halcón Maltés con todo y su Humphrey Boggart. Los temas tratados acá son todavía más pesados, pero la música lo hace un tanto más accesible.

The Afghan Whigs - Honky's Ladder (1996)


La banda se disolvió en 2001, pero sus tres principales integrantes, Dulli, Rick McCollum en la guitarra y John Curley en el bajo, siguieron siendo amigos y manteniendose en contacto. Aun así, Dulli repitió en reiteradas ocasiones que Afghan Whigs nunca se reformarían. Nunca digas nunca Greg. Pasó que Greg ocupaba un bajista para su tour solista, y contacto a Curley. Poco a poco fueron desenpolvando el songbook de su vieja banda. Tanto les gusto, que contactaron a McCollum, y en diciembre del año pasado anunciaron que se reunirían. Actualmente, la banda tiene planeada una gira de conciertos, con performances en varios festivales veraniegos, trayendo toda su "angst" a una nueva generación de jóvenes romanticamente perdidos.

The Afghan Whigs - Gentlemen (1993)

1 comentario:

Luis (Flamel) dijo...

No conocía este lugar ...
Llegue ,me gusto y ya estaré siguiendo tus pasos...

Saludos