jueves, 26 de abril de 2012

Indie Pop Celebration #3: Sneak Into My Room, Just to Read My Diary

No les mentiré, no vi el partido el día de ayer, pero me alegró saber que Cristiano Ronaldo había fallado el penal. ¿Por qué? Bueno, es sencillo, el tipo es un imbécil, y cuando lo veo jugar y celebrar un gol pidiéndole al mundo que lo alabe, me enoja y me hace pensar que no entiendo a la gente que admira a alguien tan estúpido y prepotente como CR7. Yo por mi parte al menos, no lo haría. Luego, paró un momento y me doy cuenta de que mi ídolo musical deja al portugués como una Madre Teresa.

Morrissey, vocalista de The Smiths, ha sido un idiota desde que el mundo lo conoció. Sus letras "self-deprecating", llenas de connotaciones literarias e históricas, hicieron un gran éxito de The Smiths, una de esas bandas de culto que ha cautivado a adolescentes tímidos e inseguros a través de los años, y que parece conseguir más admiradores a medida pasan los años. Claro, el éxito de The Smiths no se debió únicamente al "wit" de Moz, sino que también le debió mucho a las composiciones y arreglos musicales del guitarrista Johnny Marr; la sección rítmica, por ponerlo en palabras de Moz, "de no haber sido por ellos, no hubieran pasado del centro comercial". Esto llevo a un problema en cuanto a regalías se refiere, y al final Moz terminó peleandose con medio mundo. Tensiones en la banda hicieron que esta se disolviera en 1987, pero un año más tarde, Morrissey haría su debut con Viva Hate, de donde se desprende el tema de hoy:

Morrissey - Suedehead (1988)


Como podrá notarse, Morrissey no se desvió mucho del sonido que había elaborado junto a Marr, Rourke y Joyce en The Smiths, es el mismo patrón, "jangling guitars" y letras hablando de algún tipo de relación extraña. "¿Porque vienes si sabes que me pone mal?" pregunta Moz, y al final dice que le enferma saber que la otra persona se ha metido a su cuarto a leer su diario.

Desde entonces, Moz nos ha regalado diversos álbumes, variados en cuanto a calidad, con algún par de temas sobresalientes. A pesar de que la carrera solista de Morrissey tenga mayor éxito comercial que la de The Smiths, los fans sabemos que nada de lo que haga se comparará a aquellos años. Lo cierto, es que canciones como Suedehead, es lo que más se le asemeja.

No hay comentarios: