jueves, 28 de octubre de 2010

U2


U2 no se encuentra entre mis bandas favoritas, pero me molestaría oír que alguien dijese, “no son tan buenos”. De igual manera, no estoy de acuerdo con las personas que los endiosan, que creen que todas sus canciones son buenas, y que son los salvadores del género. Pero más que una posición neutra, mi balanza se ve inclinada hacia el ultimo de los dos ejemplos. Su disco Achtung Baby (1991), y su canción One son dos de mis favoritos de su tipo, y el disco Joshua Tree (1987), también es de alta calidad, y buenos pero no esenciales, War (1983) y All That You Can’t Leave Behind (2000) complementaran la colección.

Escribo este día sobre U2, porque recién acabo de leer un libro sobre la banda. Libro que compré hace un par de años porque estaba en descuento. Pertenece a una serie de varios libros de música de la editorial española Cátedra. Y aunque solo cuenta hasta el U2 pre-Achtung, contiene pocas fotografías y se incluyen todas las letras de sus canciones hasta aquel momento, tanto en inglés como traducidas al español, para hacer espacio, el libro está escrito de una forma concisa y entretenida, que garantiza una lectura rápida y un conocimiento y entendimiento más profundo de la banda.

U2 se conocieron en el colegio, en la ciudad capital de Irlanda, Dublín. Comenzaron llamándose Feedback y luego The Hype, e incluía en su alineación al hermano del baterista Larry Mullen. Larry, que curiosamente fue quien creo la banda al poner un anuncio en un boletín escolar. Ahí les prestaban un lugar donde ensayar y les conseguían tocar en los bailes escolares, pero cuando estos salieron de la institución, necesitaron conseguir un manager, y el éxito, rápidamente.

A diferencia de muchas otras grandes bandas, unas que nunca pasaron de ser bandas de culto (como Velvet undeground, Big Star o The Replacements), U2 la tuvo fácil. Uno de los factores que les ayudo, es que después del gran Van Morrison y su banda Them, ningún otro acto Irlandés había logrado tener impacto afuera de la isla verde. U2 fue apoyada por sus compatriotas desde un principio, luego se esparcieron por el Reino Unido, Europa, luego Estados Unidos, y desde hace varios años, son conocidos en el mundo entero. Lo otro que aportó mucho al éxito de U2, fue una de las cualidades más particulares de su sonido, la espiritualidad. Incluso si uno no cree en espíritus o seres superiores, la espiritualidad existe, y se puede sentir en formas de arte como la pintura o en este caso, la música. Algo curioso, que no muchos saben, es que su segundo disco, October, es prácticamente un disco de Rock Cristiano, y que su anexión a la religión, casi termina dándoles una carrera corta, de no ser por el bajista Adam Clayton, quien nunca se metió mucho en esos rumbos.

Con Achtung Baby en 1991, U2 dio un cambio drástico a su música. Su integración de una música más experimental y electrónica no gustó a muchos, pero aseguró la permanencia de la banda en las dos décadas a seguir. Actualmente se acusa a la banda, principalmente a su vocalista Bono (Paul Hewson), de ser más una campaña publicitaria, que una banda de rock. En mi opinión, su mas reciente disco, No Line on the Horizon de 2009 fue bastante pobre, y la banda lo complementó con una gira mundial, que tenía como novedad, a la banda en el centro, y sus fans, 360 grados alrededor del escenario. Gira que debido a su tamaño, se reportó más temprano este año, que le estaba trayendo perdidas económicas a la banda por primera vez en años. Así que no nos queda más que esperar que más, y cuanto más nos puede dar esta banda. Quien sabe, tal vez tengan otro clásico o sorpresa bajo la manga, y aunque no fuese así, les guste o no les guste, U2 ya tiene su lugar entre las grandes bandas del rock.

U2 - With or Without You

No hay comentarios: