jueves, 24 de junio de 2010

Y en su ultimo viaje, Diego llego a Honduras


Hace 10 meses, 1 semana y 6 dias que sali de mi casa con direccion a San Pedro Sula, sin estar completamente seguro si el avion partiria o no, por una supuesta huelga de los meteorologos. Finalmente partio, y luego de un dia de viaje, me encontraria empezando mi aventura en el viejo continente. Claro esta, que esto me tomo un dia completo de viajes aereos, pero aun recuerdo que al disfrutar de la buena seleccion de entretenimiento presente en la pantalla individual del avion, pense que esperaria con ansias mi siguiente vuelo transatlantico. El tiempo paso, y en lo menos que me di cuenta, ya me encontraba a bordo de otro avion de British Airways, esta vez con direccion a casa. Este medio de transporte ya no me intimida, ya me es la misma cosa como subirme al tren, otro transporte poco usual atnes de mi viaje.

Pues empeze a escribir esta entreada, sentado en el aeropuerto de La Aurora de Guatemala, un lugar en que realmente no deberia e encontrrme, de no haber sido por la ineficiencia de mi aerolinea, con la cual no recomiendo viajar. Pues dado que portaba la camisa de la seleccion de Honduras, no sin temer que algun mexicano se burlase de mi, fue que una señora en el asiento de atras del avion me hablo, y me informo que el vuelo de Aeromexico, del DF para San Pedro Sula, habia sido cancelado. Normalmente, esto me fue un golpe inesperado, pues pensaba estar ya en mi patria ese mismo dia, y no llegue a creerle completamente a la señora, pues nadie me lo habia dicho de forma oficial anteriormente. Asi que al bajarnos del avion, preguntamos por nuestras cuentas y recibimos respuestas variadas. Ya estabamos preparados para ir a pelear al stand de Aeromexico por comida y hospedaje, cuando recorde que no tenia visa mexicana. Como es rutinario en estos casos, el tipo de migracion, noto la ausencia. Yo habia averiguado con anterioridad que no necesariamente ocupaba la visa, y aunq no es necesaria, a diferencia de mi primera estancia en ese aeropuerto, no pude rondar con tranquilidad, sino que se me fue asignado a una habitacion de poco tamaño, con otras 15 personas, y con una mala ventilacion, que hacia que un olor fetido inundara el ambiente.

Permaneci ahi unos 30 minutos, hasta qye llego la persona que British Airways me habia asignado para escoltarme, una muy amable y mas gruesa version de Soriano, un ex-maestro de computacion. Estaba preparado para ponerme a pelear, pero el tipo me cayo tan bien, que guarde las armas. Asi que siempre con èl al lado, fui a comprar una tarjeta telefonica (con mi dinero) y llame a mi casa a informar sobre el camvio de planes. Luego fui mandado a una habitacion con mejor ventilacion, y con funcion de Troya, una version piratead y doblada al español pero con calidad de imagen HD.

Sentado, tratando de identificar otros hondureños, se fue llenando la habitacion. Yo ya estaba poniendo bastante atencion en la pelicula, cuando Soriano regreso con noticias. Me mandarian a Guatemala, de donde saldria la mañana del dia siguiente a las 6 am, de lo contrario, tendria q esperar en Mexico hasta cerca de las 3 d la tarde. Llame nuevamente a mi casa, rechaze llamar a mis familiares en Guate, pues solo estaria unas horas, y me subi al avion de Mexicana, el tercero de ese largo dia.

Llegue a La Aurora, y pase por aduana, y migracion, y luego busque y encontre una entrada para dormir dentro del aeropuerto, protegido de la noche y la delincuencia. Claro esta que la terminal no era exactamente un hotel cinco estrellas, pero debido a mi cansancio, no me fue problema acercarme a una columna, bajar la mochila de mis hombros,, y ponerla como almohada y dormir ahi en el suelo.

La mañana siguiente, tome el que seria el cuarto avion de mi viaje, este, con una duracion de vuelo de apenas tres cuartos de hora, los cuales transcurrieron mientras yo leia las noticias deportivas de un diario guatemalteco, y sobre la muerte del escritor portugues, Jose Saramago. Cuando el avion bimotor de TACA toco suelo en el aeopuerto Villeda Morales y este se detuvo, no pude contener las lagrimas de alegria que se me salieron, por estar en mi pais nuevamente, despues de tanto tiempo. Pense que en cuestion de minutos ya estaria con mi papa, y al dia siguiente en mi casa, Me limpie las lagrimas y hbaje del avion. Dias antes, se me habia cruzado por la cabeza, que seria capaz de besar el piso, pero aunque por higiene no lo hice, llevaba una gran sonirisa y un paso acelerado por llegar a la sala de arrivals lo mas antes posible.

Recien el dia de hoy, una semana despues, es que me han llegado las maletas, pues con el cambio de aerolineas, ese problema era de esperarse. Pero a pesar de la noche no programada en el aeropuerto, y el haberme perdido algunos partidos del mundial, ya estoy en mi casa, y aunque me haya costado un poco darme cuenta que ya estoy aca y superar el jetlag, mi felicidad es mayor. Lamentablemente, siempre he sido incapaz de llevar dos vidas diferetens, asi que aunq tratere de vez en cuando contactarme con mi gente en Finlandia, esto no sera muy comun.

Ahora debo concentrarme en mi futuro. Tengo una carrera por comenzar, y me he dado cuenta que lo que me molesta es que esta no es como la escuela. Pagar la matricula, y arpobar lo asignado, esperar el bus en la mañana, y este te lleva de casa a escuela. Ahora, en diferencia, hay que escoger una carrera, que clases llevar, pensar como llegar al edificio universitario, etc. Responsabilidad.

No hay comentarios: