sábado, 25 de agosto de 2012

Seis canciones de yo

Puede que mis lectores hayan notado que llevo un cierto tiempo sin escribir en mi blog. Claro es difícil saber, cuando un lapso de estos llega, si me tardaré un mes en retomar el blog, o si tendrán que esperar más de un año para que me aburra y vuelva a retomar esto. Lo cierto es que en parte, mi ausencia se debe a que ahora pueden leerme, junto a otros escritores de hispanoamérica, a través de la revista electrónica Vinilos Rotos. Es probable que sea uno de los escritores menos prolíficos de la página, pero me gusta dejar mis ideas por ahí de vez en cuando.

Sin embargo, he decidido escribir este artículo en mi blog, porque en realidad es un tanto personal, y resulta difícil imaginarse que alguien guste leer al respecto acá, pues mucho menos en un espacio compartido. Resulta que el periódico Británico The Guardian, decidió ayudar a un musicólogo de Oxford, quien pretende tratar de enramar el significado que la música tiene en los seres humanos. Como todo loco, este personaje trata de encontrarle una lógica numérica-matemática a cosas que sinceramente creo que carecen de una ecuación o algo parecido. La vida y la música van fuertemente relacionados, las canciones terminan siendo como fotografías, con cada persona pegandole un recuerdo especial a una melodía en particular. La música para la mayoría, no significa a cuantas octavas puede llegar el cantante, o si las letras de la canción podrían hacerle ganar un Pulitzer al autor, estoy seguro que no soy el único que piensa que nuestras canciones favoritas serían otras, si nuestras decisiones en la vida, hasta las más pequeñas, hubiesen sido distintas. De cualquier manera, al igual que ya miles de usuarios, decidí ayudarle a este brother y seleccioné las 6 categorías que el mismo designo, y que resultan un tanto aleatorias, pues a excepción de la última, dudo que las otras 5 terminasen siquiera entre mis 100 canciones favoritas. Bueno, ahora compartiré con ustedes mis selecciones, y trataré de hallarle sentido a todo esto. Mientras tanto, entretenganse pensando en sus propias selecciones en http://www.sixsongsof.me :

Tu Primera Canción

Tu primera canción dice ahí, y como este es un mundo capitalista, no te están preguntando por que cosa canta tu madre para que te durmieras en la cuna, sino más bien pregunta cual fue la primera canción que compraste. Seguro que es una pregunta capciosa, pues hoy en día, ¿cuantos de nosotros aún paga por su música? Aún los que apreciamos de detener una caja en nuestras manos y acariciar delicadamente las páginas de un booklet se nos hace difícil, pues cada vez son menos las tiendas que los venden. De ahí resulta diferenciar entre aquellas cosas que te regalaron, las que te dieron tus padres, las que heredaste de tus tíos, y llegar a la canción que compraste con tu propio dinero; dinero que decidiste gastar en un objeto plano y redondo que escuchas dos veces al año. A mi consciencia, la primera fue cuando tenía 14 o 15 años, allá por el año 2006, yo siempre de melancólico, me sentía identificado por una canción compuesta por un tal Chris Martin, una canción que fácilmente puede ser llamada soppy y hoy no contradeciría, pero que en aquel entonces tocaba mi corazón adolescente con letras de simpatía que rompían en un final de esperanza. Aquel invierno invertí mi dinero en comprar X&Y, el tercer disco de la banda Coldplay. No lo escucho muy seguido, prefiero Parachutes, Viva la Vida o A Rush of Blood cualquier día de la semana, pero supongo ya no hay forma de cambiar que X&Y haya sido el primer disco que compré con mi dinero.

Coldplay - Fix You (Escogida por tres personas, la mayoría hombres en los Estados Unidos)


La que te pone a bailar

Bailar! Bailar? Tengo tanto tiempo sin bailar de verdad que ya ni recuerdo si me gustaba o no. Bailar generalmente es sinónimo de diversión, de pasarla bien. Que todos bailen y tu estés sentado resulta un tanto raro. Es por eso que terminas parandote, y tratando de seguir la feria con los demás. Luego te preguntas si en realidad lo haces porque querías, porque lo estás disfrutando, o si simplemente lo haces para encajar. Veo danzas como la salsa o el tango, y sé que me gustaría aprender algo así, pero también sé que como un perro viejo, me cuesta proponerme el proponerme hacer algo así. Y bueno, resulta que soy de los que al pasadas algunas copas, prefiere abrazar a los amigos y cantar. Después de todo, puede que el baile no sea lo mío, al menos que mi pareja sea alguien que se lo tome tan poco en serio como yo. Y pues, me costó un poco esta selección, pero me di cuenta que me es imposible el escuchar la guitarra de Sweet Child O' Mine, sin tratar imitar el bailecito de Axl Rose.

Guns N' Roses - Sweet Child O' Mine (Escogida por 12 personas, la mayoría hombres en el Sureeste de Gran Bretaña)


La que te lleva de regreso

Pudimos creer que "tu primera canción" se refiriese a lo primero que oíste. Pues supongo que esta categoría se acerca más a ese concepto. La canción que se debía escoger acá era aquella que te hace viajar en el tiempo, entre más lejos atrás viajes, supongo que es mejor. Para este caso escogí una canción que no estoy exactamente seguro a que año me lleva, seguramente el año en que salió el álbum Tubthumper de Chumbawamba, 1997. Tenía 6 años en aquel entonces, y por alguna razón esta es la canción que me hace recordar lo poco que recuerda uno de aquellos años. Simplemente es una canción tan pegajosa que incluso sigue siendo una constante a través de los años. A propósito, hace pocas semana que Chumbawamba se separó, contrario a que muchos hubiesen pensando que hace años no existían, y contrario a que muchos tal vez ni habían pensado en esta canción en años.

Chumbawamba - Tubthumping (Escogida por 17 personas, la mayoría mujeres estadounidenses)


La perfecta canción de amor

Esta selección me preocupa, pues contrario a lo que hubiese pensado, soy la única persona que ha tomado la encuesta que ha escogido Autumn Sweater de Yo La Tengo como la mejor canción de amor!!! Seguramente muchos se han inclinado por canciones que han aparecido en películas, clásicos gastados y cursis como Take My Breath Away o My Heart Will Go On. También, al final, son más las canciones de desamor que marcan nuestras vidas que las de amor. Aún así no entiendo porque soy el único que escogió esta canción, pues siempre he pensado que es un himno indie, no hay otra canción que alguien con mis gustos hubiese escogido. Rara, inocente, indirecta, o que simplemente conecta todo en cinco minutos de perfección. "We could sleep away, wouldn't that be better? Me with nothing to say, and you in your autumn sweater", no me pidan que lo explique, pero esa escena, para mí, es perfecta.

Yo La Tengo - Autumn Sweater (Solo yo la escogí)


Funeral Song

Parecerá raro, pero también había pensado en esta antes (¿eso es normal no?). Recuerdo haber ido al funeral del hijo de un amigo de mi papá, quien había fallecido en un accidente en moto, tal como Duane Allman, muchos años antes. En mi cabeza no sonaba más que esta canción. Supongo que hay que aceptar que tanto la radio como el chiste de gritar "Free Bird" en un concierto han hecho que se vea de menos esta que simplemente es una excelente canción. Un gran toque de melancolía, pero con la redención de dejar este lugar, para ser libre como un pájaro. Aparte, esas guitarras del bridge! Esas guitarras del bridge!

Lynyrd Skynyrd - Free Bird (Escogida por 36 personas, la mayoría mujeres en Estados Unidos)


El Encore, Tu esencia destilada en una canción

Pues al releer mis selecciones y sus breves explicaciones, parece que está selección de canciones da un bosquejo de quien soy yo. Esta última no solo es mi canción favorita, sino que siento que es una canción que describe quien soy, el "hopeless romantic" por el que siempre me he descrito. No quiero poner nada más, dejo que la canción hable por si sola.

The Smiths - There Is a Light That Never Goes Out

No hay comentarios: