sábado, 19 de mayo de 2012

Huh?


Por distintos momentos a través de los años que he mantenido este blog, éste ha tomado la forma de ser una ventana para la música nueva, para lanzamientos que recientemente han salido al mercado. Si bien es cierto que existe un infinito de música que deseo oír, realizada en los últimos 60 años, siempre he disfrutado el estar al tanto de las escenas actuales. Claro esta, que mi persistencia en un, llamesé proyecto, es bastante mala, y generalmente nunca termino lo que empiezo, y prefiero limitarme a escribir lo que se me de la gana en dicho momento. Pero de hay en cuando, me tomo el tiempo de ver hacia atrás, y retomar lo olvidado, hay veces, que para hacerlo, necesito un leve empujón.

Y bueno, pues un leve empujonazo es lo que me ha dado Jason Pierce con el último disco que ha realizado bajo el nombre de Spiritualized, y titulado Sweet Heart Sweet Light, el cuál me ha tomado completamente por sorpresa por su gran calidad y "catchiness"; tanto así que llevo una semana escuchándolo diariamente. En los 80s, Pierce era el co-líder de una banda psicodélica llamada Spacemen 3, infame por el indiscriminado uso de drogas por parte de sus músicos. Cuando Spacemen 3 se desintegró, Pierce guió a varios de los músicos a una nueva banda, la cuál llamó Spiritualized, nombre que leyó en la etiqueta de una botella de anís.

Spiritualized - Come Together (1997)


Tanto Spacemen 3, como Spiritualized en sus primeros años, tuvieron una fanaticada de culto, pero con el Ladies and Gentlemen, We're Floating in Space, la banda logró acaparar la atención de un público más amplio. Con un nombre sacado del libro "El mundo de Sofía" de Josteein Gardner (muy recomendable libro), Ladies and Gentlemen consiguió terminar en las listas de lo mejor del año en publicaciones reconocidas como NME o Melody Maker. Yo personalmente tengo una buena memoria de como llegué a escuchar ese disco por primera vez. Hubiese deseado haberlo hecho allá por 1997, cuando salió a la venta, pero en realidad fue hasta el año 2009, cuando mientras vivía en Finlandia, me tome en la biblioteca musical, con un curioso empaque para un CD, pues todo el material está diseñado como si fuese una caja de una medicina, una droga potente, con su folleto de indicaciones y precauciones. Y ciertamente que el concepto no se queda en pura pretensión, pues durante sus 70 minutos de duración, Ladies and Gentlemen logra elevarte con su maravillosa mezcla de voces corales en la canción inicial, la paranoia de Come Together, y los diversos ruidos "mindfucking" en los que el álbum tiende a perderse y a alternar con momentos íntimos, como el Broken Heart.

No es de extrañarse que Sweet Heart se presente como una actualización de aquel disco, una versión alterna y mejorada, pues el mismo Pierce ha aceptado que este disco fue en parte, producto de que en 2009, la banda se dedicó a tocar su magnum opus del 97 en su totalidad en concierto. Además, desde 2005, Pierce libra una batalla contra un cáncer de hígado, y esta experiencia sin duda lo ha marcado. La portada del disco lee "Huh?", el título inicial del disco, que explicaba lo que pasaba en la cabeza de Jason, producto de las quimioterapias. Donde antes las letras hablaban de drogas y corazones rotos (Pierce cortó con su novia mientras L&G se cocinaba), Sweet Heart toma una perspectiva mucho más madura, hablando sobre la vida, la muerte y la religión. "Desearía estar muerto, porque solo los vivos sienten dolor" dice Pierce en mi canción favorita, Little Girl. Pero el disco en sí, está esquematizado en la misma forma que L&G, alternando momentos de pleno esplendor pop, con canciones que se transforman en jams ruidosos, que a diferencia de los desordenados presentes en su contraparte, aquí fluyen con total naturalidad, y denotan que Pierce está al mando en todo momento.

Spiritualized - Little Girl (2012)


Hace un par de semanas que al mundo le tocó decir adiós a Adam Yauch, mejor conocido como MCA, un tercio de la banda de rap/hardcore de Brooklyn, los Beastie Boys. A pesar de que se sabía desde 2009 que batallaba contra un cáncer de la glándula paratiroidea, su fallecimiento resultó inesperado, pues Yauch parecía recuperado, y en forma, cuando los Beastie Boys publicaron su octavo disco The Hot Sauce Committee Part Two. En lo personal, la noticia me chocó, y me sentí genuinamente triste, dandome cuenta que hasta mis ídolos tiene una vida terrenal limitada. Menciono a MCA simplemente porque me parece que la situación de Jason Pierce no es muy diferente, y que aunque estoy dispuesto a escuchar su trabajo por muchos años más, Sweet Heart Sweet Light, es uno de esos discos que después de haberlos creado, se puede morir tranquilamente.

Spiritualized - Sweet Heart Sweet Light

No hay comentarios: