lunes, 9 de abril de 2012

Port of Morrow: El regreso de uno de los hijos pródigos de la música indie


Debió haber sido durante el mes pasado, que mi mejor amigo y yo, pasamos un par de horas de una mañana, nada más escuchando música de mi celular, el cual tenía una colección variada de canciones que realmente aprecio. Fue en algún momento de esa mañana, que mi amigo intentó definirse con un género musical en particular. Dijo que "alternativo" era lo que lo definía, y me preguntó a mí, que género "era yo". No precisamente con esas palabras, pero ya había pensado anteriormente en eso, y me fue fácil concluir que ese género se podría definir como "Jangle Pop" o "Power Pop" si prefieren. El día anterior había puesto a mi amigo a escuchar New Slang, canción de The Shins, popularizada por ser parte importante de la película Garden State, con Zach Braff y Natalie Portman. "Desde antes de oírla ya sabía como iba a sonar", me dijo, y concordó con mi autodefinición musical.

Es así de simple, creo que lo que más disfrutó es cuando una canción tiene una fina melodía pop, un gancho irresistible, y que no tiene por que ser tan complicado, puede ser algo tan simple y sutil como el "Be My Baby" de The Ronnettes. Hoy en día, sin embargo, fácilmente se puede dividir entre un pop más comercial, el tipo de pop que se oye en MTV y que corre a cargo de Justin Bieber o Selena Gomez, y por otro lado, el que no está en MTV (que muchas veces carece de alguna otra diferencia), a este generalmente se le denomina "pop indie". Está claro que el significado de palabras como "alternativo" o "indie" para calificar un tipo de música, es tan vago como cuando se usa el termino "world music".

Me he dejado llevar un poco, pero todo ese discurso pretendía ser solamente una introducción para ponerme a hablar de él que se ha convertido en mi disco favorito de este año, superando ya el Attack on Memory de Cloud Nothings. Me refiero al cuarto trabajo discográfico de la banda que lleva por nombre The Shins, y cuyo único miembro constante es James Mercer. Este es el primer disco de The Shins desde Wincing the Night Away de 2007, aunque durante este tiempo, Mercer no se ha mostrado inactivo, pues su colaboración con Dangermouse, Broken Bells, sacó un disco con buenas canciones en 2009. Sin embargo, el regreso de The Shins era bastante esperado, pues la música de esta banda describe perfectamente lo que uno se imagina cuando se menciona el termino "música indie".

The Shins - New Slang (2001)


En lo personal, Port of Morrow no decepciona. Es un conjunto de buenas canciones, con buenas melodías y hooks, y la voz placentera y que no exige mucho de Mercer. Disfruto de una obra compleja, de varias capas para descubrir y eso, pero cambiaría mis discos de Joy Division casi cualquier día por oír mis discos de Teenage Fanclub. Algunos podrán creer que mi lado gloomy me domina, pero no es así, no disfrutó nada más que una buena canción popera. Hay quienes dicen que este disco carece de la profundidad que tenían sus primeros discos, en especial los dos primeros, sin embargo, me limito a opinar con respecto a esto, pues lo cierto es que Port of Morrow es el primer disco que escucho de The Shins, y si este me ha hecho conseguir el resto de su discografía, pues su mérito ha de tener.

The Shins - Simple Song (2012)


Buena, esta es mi recomendación del mes, espero que les guste, y espero que abril me deje tiempo para compartir con ustedes un par de discos más, ya que este año 2012 parece estar cargado de buenos lanzamientos, y la mayoría de estos, procedientes de artistas que desconocía anteriormente. Es bueno aventurarse, yo por mi parte, se que en The Shins, he encontrado otra de mis bandas favoritas.

The Shins - Port of Morrow (2012)


DISCO

No hay comentarios: