viernes, 10 de febrero de 2012

Leonard Cohen - Old Ideas

Probablemente más conocido por ser el autor de la que probablemente es la canción más covereada de la música popular, Hallelujah. Sin embargo, la mayoría han de conocer esta canción interpretada por Rufus Wainwright, o la inmejorable versión de Jeff Buckley (o tal vez por los incontables covers asquerosos de los programas de "talento"). Lo que pocos han de saber es que Cohen siempre ha contado con éxito. Desde antes de dedicarse a la música, Leonard ya era un poeta publicado y apreciado por la crítica de su país, a tal punto, que en el año 2011 recibió el Premio Príncipe de Asturias por sus aportaciones literarias.

La vida de Cohen ha sido poco convencional. En los años de su iniciación, no encontró en sus libros el respaldo económico que necesitaba, y decidió cambiar de ámbito, saltando al mundo de la música folk. A pesar de que no logró el super-éxito de otros contemporáneos, la calidad de lo que Cohen grabó lo convirtió en el favorito de muchos. Sus cuatro primeros discos son considerados clásicos. Yo particularmente no los conozco tan a fondo, a excepción de su debut, The Songs of Leonard Cohen, un maravilloso disco, lleno de una mezcla de sentimientos; melancolía, nostalgia, intriga. Como prueba de su valía, compartiré con ustedes la que es mi canción favorita de este artista:

So Long, Marianne

Durante los años 80s, al igual que otros artistas, Cohen se doblegó ante los sintetizadores que dominaron la década, haciendo un par de trabajos que han envejecido diez veces más que lo que hizo en los 60s-70s. Durante la década del 90, 1994 para ser más preciso, Leonard decidió retirarse a un centro de meditación en Los Angeles, donde terminó pasando 5 años de su vida, y recibiendo los honores más grandes que un monje puede recibir.

En realidad, muchos pensaron que Cohen no seguiría publicando música, pero el tener malas relaciones le terminó costando caro, pues su manager lo dejó en bancarrota. Mientras sus abogados hacían lo que podían para recuperar su dinero, Cohen, ya entrado en su 7ma década de vida, se vio obligado a salir de gira, presentaciones que quedaron grabadas en discos en vivo como Live at London o Songs from the Road. Sin embargo, es hasta este año que Cohen regresa con su doceavo disco de estudio, el primero desde Dear Heather de 2004.

No puedo simular tener mucho conocimiento de la carrera de Cohen, pues existe una gran brecha desde el Songs of Love and Hate del 71 hasta el presente año. Sin embargo, lo que oigo en Old Ideas, supera mis expectativas con creces. Si bien es cierto que puede resultar un poco aburrido, pues el estilo ronco, más hablado que cantado de Cohen es algo como un "sabor adquirido". Su estilo es altamente poético y lleno de metaforas, y en Old Ideas, Cohen desnuda bastante su sonido, dejando su voz al frente, que recuerda al Johnny Cash de los discos American, y acompañando ésta con sencillas guitarras y acompañamientos corales.

Coming Home

Old Ideas es un ejemplo. Es lo que Lou Reed debería estar haciendo en vez de la porquería que hizo el año pasado con Metallica. Que Cohen a sus 70 y tantos años logre hacer un disco digno de escuchar, no me parece más que apreciable; aún y cuando este no se compare en lo absoluto con sus mejores trabajos.

Leonard Cohen - Old Ideas (2012)


No hay comentarios: